El Economista Nicolás Lucas

El corporativo italiano Prysmian Group anunció haber conseguido un contrato de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por 38 millones de euros o 797 millones de pesos para dotar de cables ópticos y otros insumos tecnológicos que permitan a CFE llevar un producto de internet de banda ancha a toda la República mexicana.

En primeros detalles hechos públicos por Prysmian, esta compañía diseñará, suministrará e instalará alrededor de 15,000 kilómetros de cables de nueva generación en el país para cumplir con el objetivo de CFE de llevar internet a zonas con escaso acceso a ese servicio.

l despliegue se compone de 9,800 kilómetros de redes compuestas por cables de tipo OPGW y otros 5,100 kilómetros de ADSS. Los insumos de tipo OPGW serán traídos de España y el resto de toda la infraestructura, los cables ADSS, serán fabricados en la planta de Prysmian ubicada en Durango.

Prysmian Group estima que después de esta construcción de red de telecomunicaciones, la CFE también podrá arribar con un internet de banda ancha a las 52 ciudades de mayor relevancia del país.

Esta compañía cuenta con canales de venta en 50 países, cuatro plantas de fabricación de insumos de fibra óptica en México, 25 centros de desarrollo y 30,000 trabajadores en sus distintos negocios por todo el mundo.

El contrato conseguido por la compañía italiana tiene que ver con el “Proyecto de Conectividad Fibra Óptica Red Eléctrica Inteligente de México (REI)”, con lo que Prysmian Group —aunque se presume que es para ese objetivo— no ha despajado aún si se trata de un acuerdo relacionado con la filial CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, empresa estatal con la que Andrés Manuel López Obrador planea llevar internet a zonas desatendidas y que para 2020 se le asignó un presupuesto de 1,000 millones de pesos.

“Este es el proyecto más grande jamás lanzado por el gobierno en México en términos de suministro de cable y pretende conectar regiones remotas del país con banda ancha de alta velocidad (…) Para este proyecto, Prysmian participó en una licitación internacional que involucró a varios productores locales y extranjeros”, dijo la compañía este miércoles 15 de enero.

“Este contrato es un hito importante para Prysmian en México, un país en el que hemos estado presentes durante años y en el que invertimos”, comentó Philippe Vanhille, vicepresidente ejecutivo de negocios de telecomunicaciones de Prysmian. “México ofrece un alcance considerable para el desarrollo en todos los sectores de telecomunicaciones en el futuro cercano, con suscriptores de internet de banda ancha en constante crecimiento”.

La Comisión Federal de Electricidad aún no ha emitido algún anuncio sobre este acuerdo.

Prysmian Group opera catorce plantas en América Latina, 23 en América del Norte; 51 en Europa, seis entre África y Medio Oriente y 18 más en la región de Asia-Pacífico. También oferta sus productos en industrias como la minería, energéticos, el sector de la energía nuclear o la industria naviera.

La compañía, con orígenes en 1879, reportó ventas por 8,635 millones de euros para el periodo enero-septiembre de 2019 y sus ventas para la industria de telecomunicaciones crecieron 3.8% en ese periodo. En el conjunto de América Latina, sus ventas se incrementaron 1.6 por ciento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here