Luego del sismo de magnitud 6.4 que ocurrió este martes en Puerto Rico, 860 emplazamientos móviles se encuentran fuera de servicio, lo equivalente a 31.7 por ciento de los sitios que se encargan de transmitir las señales para las redes de comunicaciones inalámbricas.

Sólo dos de las estaciones sufrieron daños, 103 dejaron de funcionar debido a problemas de cableado y 724 no pueden operar por los cortes a la energía eléctrica tras los movimientos telúricos, de acuerdo con un reporte de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Esto significa que una parte de la población ha tenido dificultades para comunicarse, ya sea con llamadas de voz o a través de Internet. Sin embargo, el organismo señala que no necesariamente los datos de afectación reflejan la magnitud de la disponibilidad de los servicios, pues los operadores cuentan con instalaciones sobrepuestas para evitar la interrupción de las señales o, en su defecto, usan emplazamientos temporales terrestres.

Además, según los registros de la FCC, al menos 258 mil 637 usuarios de telefonía fija, Internet fijo y televisión no tienen servicio por el momento.

Los operadores móviles en la isla informaron que ya activaron sus planes de contingencia para restablecer los servicios de conectividad. Claro, T-Mobile, Liberty y AT&T afirmaron que pusieron en marcha el funcionamiento de generadores y baterías para mitigar la pérdida de electricidad.

Este terremoto es considerado como el más devastador que ha azotado Puerto Rico en el último siglo, dejando al menos una persona muerta y varios heridos, así como casas destrozadas. Debido a que se trata de una zona donde constantemente ocurren desastres naturales, como sismos y huracanes, se han implementado proyectos para restaurar y fortalecer las redes de telecomunicaciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here