Puerto Rico | Rezagada la Inteligencia Artificial en la Isla

145

El Vocero – Brenda A. Vázquez

Los pequeños y medianos comerciantes de Puerto Rico (pymes) seguirán enfrentando escenarios retadores ante la automatización de las grandes empresas —que utilizan la inteligencia artificial para producir los productos o servicios de manera ágil—, ya que no cuentan con el capital económico para invertir en adelantos tecnológicos, aseguró Jesús Vázquez, presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD).

“En Puerto Rico la inteligencia artificial se ve en las grandes empresas, pero en el sector de los pequeños y medianos negocios es más complicado. Es un problema de capital”, explicó Vázquez. Añadió que esta tecnología combina la ciencia informática y robustos conjuntos de datos para la resolución de problemas y la automatización de los servicios.

Agregó que en la Isla son pocas las pymes que pueden utilizar los avances de la inteligencia artificial, y considera que la competitividad contra las grandes cadenas o empresas sigue siendo un factor que afecta su crecimiento y evolución.

“Donde se ve esta tecnología en la Isla es en las pequeñas manufactureras que tienen equipos automatizados, pero es muy difícil para los pequeños negocios, porque las ayudas federales que han dado solo les han permitido mantenerse a flote ante las pérdidas del 2020 (debido al covid-19). Es una desventaja para los pequeños comerciantes”, apuntó Vázquez.

Según el presidente del CUD, en Estados Unidos existen negocios —como las panaderías— donde ya se ordena mediante una tableta —eliminando al cajero— y también se utiliza en Europa en algunos ‘fast foods,’ donde no tienen personas para cobrar, ya que pagan mediante sistema electrónico.

“Ya hay hasta robots para realizar la limpieza; pero esta evolución no se ve en la Isla de manera tan avanzada, por la falta de capacidad económica. El aumento en los servicios como la electricidad, el salario mínimo y la falta de mano de obra, no permite su implementación en los pequeños y medianos comercios”, abundó Vázquez.

Mateo Cidre, presidente electo de la Asociación de Restaurantes (Asore), expresó que es difícil adquirir equipo sofisticado para automatizar los servicios, debido a los aumentos que entiende enfrentan los comercios del País.

“La inteligencia artificial es una tendencia a la que está acostumbrada la nueva generación, como en las cajas registradoras, que los mismos clientes escanean los productos. Los negocios se tendrán que adaptar. No tengo claro cuáles son los costos, pero sé que cuesta mucho dinero implementar estos sistemas y más con el alza en los costos de alimentos y energía eléctrica”, apuntó.

La industria de centros de datos en Latinoamérica y en todo el mundo está creciendo de maner…

Cidre añadió que el efecto del aumento en el costo del servicio eléctrico que solicita LUMA Energy sería nefasto para todo tipo de comercio que busque sobrevivir a la pandemia de covid-19 y competir con las grandes cadenas con sistemas automatizados.

“Un 16% más en la luz afecta a toda la industria comercial local y foránea, al que venga a establecer su negocio en la Isla. Es un reto, un sistema ineficiente y hay que lidiar con los apagones que dañan los equipos y significan más gastos. Es una falta de respeto”, apuntó Cidre.

Ejemplo de automatización

Arcos Dorados, empresa a cargo de la operación de McDonald’s en Puerto Rico, ha implementado sistemas de inteligencia artificial para agilizar y mejorar el trabajo a nivel administrativo y de servicio en los restaurantes.

“Optimizamos el proceso de programar los grupos de trabajo con inteligencia artificial. Se está integrando al área de Recursos Humanos. Esta herramienta nos ayuda a planificar los horarios de los empleados en los restaurantes. Esta tecnología usa la inteligencia artificial para más asertividad en la cantidad de datos que se manejan y para proyecciones de ventas”, explicó Isabel Rovira Escalante, supervisora de Comunicaciones de Puerto Rico e Islas Vírgenes de Arcos Dorados.

“También hay tecnología en los servicios de las tiendas —como en los menús digitalizados— y continuaremos optimizando los servicios para el beneficio de empleados y clientes”, señaló Rovira.