La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) aprobó 950 millones de dólares en fondos, que serán destinados a mejorar, expandir y fortalecer las redes de comunicaciones en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos. Esta inversión aumentará el acceso a Internet de alta velocidad en dichas zonas.

La infraestructura de comunicaciones en las Islas se destruyó con el paso de los huracanes Irma y María; la FCC creó el Fondo Uniendo a Puerto Rico y el Fondo Connect USVI, mediante los cuales ha proporcionado casi 130 millones de dólares en apoyo adicional para la restructuración de la red.

La Comisión votó a favor de la siguiente etapa de restauración, que incluye apoyo a mediano y largo plazo para implementar redes rápidas, resistentes y confiables. Para ello, Puerto Rico tendrá 500 millones de dólares durante diez años en soporte de banda ancha fija, y 250 millones de dólares para banda ancha móvil por tres años; las Islas Vírgenes recibirán 180 millones de dólares por diez años para redes fijas, y 4 millones de dólares durante tres años para redes móviles.

El Presidente de la Comisión, Ajit Pai, declaró que “el trabajo de la FCC aún no está terminado”, destacando dos razones por las que se debe continuar fortaleciendo las redes de banda ancha: “primero, los huracanes son una desgracia anual, Puerto Rico y las Islas Vírgenes se verán afectadas nuevamente. Por lo tanto, necesitamos redes reforzadas que resistan huracanes y que sigan sirviendo a los estadounidenses que viven ahí, cuando más los necesitan”.

En segundo lugar, “se debe cerrar la brecha digital en estos territorios”. Los puertorriqueños y las personas de las Islas Vírgenes deben tener acceso a Internet de alta velocidad para los servicios económicos, de atención médica, educativos y cívicos cuando lo requieran. “La oportunidad digital no es un valor limitado al continente”, añadió Pai.

Mediante un proceso competitivo se otorgará el soporte de banda ancha fija y los proveedores de servicios tendrán que ofertar para atender cada ubicación. Las solicitudes se puntuarán de acuerdo con tres criterios: precio por ubicación servida, rendimiento y resistencia de la red (velocidad y latencia), además de la redundancia de ésta.

Los encargados del soporte para servicios móviles serán los mismos proveedores que ofrecían estos servicios antes del paso de los huracanes, con ello se expandirá y fortalecerá la red 4G LTE y se implementará la red 5G. Estos fijos de alta velocidad, resistentes a la tormenta y las redes móviles, garantizarán que Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos tengan acceso a las comunicaciones cuando más lo necesiten.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here