La Corte de Apelaciones de Estados Unidos rechazó la decisión de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), que le había iniciado una causa a Qualcomm por prácticas anticompetitivas por obligar a los fabricantes de teléfonos a pagar una licencia especial por sus patentes. La decisión del tribunal anula el fallo anterior que obligaba a la compañía a renegociar antiguos acuerdos con los clientes sobre el uso de sus patentes.

La jueza Consuelo Callahan no estuvo de acuerdo con el argumento central de la FTC de que Qualcomm estaba expulsando a los fabricantes de chips rivales al agregar efectivamente un impuesto cada vez que los fabricantes de teléfonos compraban chips a rivales, lo que los obligaba a pagar regalías por las patentes esenciales para los estándares de Qualcomm, incluso cuando no usaban productos de Qualcomm.

Esta decisión podría reducir las posibilidades de que los propietarios de patentes sean acusados de conducta anticompetitiva cuando sus clientes están disconformes con lo que cobran por usar sus tecnologías.

Y es que las empresas están recurriendo cada vez más a la ley antimonopolio para lograr reducir el pago de las regalías por las patentes, argumentando que los propietarios han estado usando su poder para hacer demandas excesivamente altas.

Según el fallo del tribunal, es posible que Qualcomm esté violando el concepto de términos de licencia justos, razonables y no discriminatorios que aceptó al hacer que sus estándares de patentes sean esenciales para empezar. Pero, según la jueza Callahan, es un asunto que debe decidir un tribunal diferente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here