Qualcomm presenta módem 5G de segunda generación

454

Qualcomm presentó su chip de módem de segunda generación para conectar los teléfonos inteligentes a las redes 5G, el cual permitirá descargas más rápidas de información y conexiones más rápidas con las redes existentes.

El mayor proveedor de chips móviles del mundo espera que el módem Qualcomm Snapdragon X55 5G impulse la propagación de los smartphones 5G este año y el próximo.

El nuevo dispositivo, que está dirigido a la producción en masa, comenzará a presentarse en dispositivos comerciales a finales de 2019, señaló la empresa en un comunicado.

El Snapdragon X55 5G es compatible con todas las bandas de frecuencia principales, ya sea de onda milimétrica o sub-6 GHz, admite los modos de operación TDD y FDD y es capaz de implementaciones tanto independientes (SA) como no independientes (NSA).

El chip de 7 nm también se describe como un módem multimodo 5G a 2G, que es compatible con las generaciones móviles anteriores e incluye soporte LTE de alta velocidad.

Además, permite compartir el espectro dinámico entre 4G y 5G, lo que posibilita a los operadores a acelerar los despliegues utilizando las frecuencias existentes para admitir ambas tecnologías.

La compañía señaló que X55 está “diseñado para llevar 5G a una amplia gama de dispositivos, incluidos teléfonos inteligentes de primera calidad, puntos de conexión móviles, computadoras siempre conectadas, computadoras portátiles, tabletas, puntos de acceso inalámbricos fijos, dispositivos de realidad extendida y aplicaciones automotrices”.

Qualcomm también introdujo varios chips que rodean el módem X55 5G. Se trata de la segunda generación de soluciones de RF front-end (RFFE) para dispositivos móviles multimodo 5G.

La nueva solución ofrece un sistema integral de módem a antena para dispositivos móviles de alto rendimiento 5G que admiten bandas sub-6 GHz y de onda milimétrica (mmWave).

La compañía también introdujo tecnología de antena y capacidades que administran la energía y la forma como el teléfono funciona en entornos de señal más débil para asegurarse de que los nuevos teléfonos cumplan con la promesa de velocidades de datos 5G más altas.

El nuevo producto permitirá velocidades de descarga de hasta 7 gigabits por segundo, lo que es muy superior al ofrecido por la mayoría de las conexiones domiciliarias de línea fija.