¿Qué beneficios sociales traerá la transformación digital del sector de la construcción?

El sector de construcción tiene uno de los índices más bajos de digitalización entre las actividades económicas. La adopción tecnológica basada en BIM puede incrementar su productividad y generar beneficios sociales.

373

Impulsar la transformación digital del sector de la construcción traería beneficios de ahorros de costos y tiempo; mejoras a la calidad de vida de la población; eficiencia energética; resiliencia de las edificaciones, y a la productividad de los países.

Durante un webinar, Luz María Vázquez, gerente Senior de Ventas Técnicas de Autodesk para América Latina, explicó que la integración de tecnologías en la cadena de valor de la industria de construcción se traduciría en estas y otras ventajas a favor de tener infraestructura sostenible.

Vázquez destacó que la base de la transformación digital del sector es BIM (Modelado de Información de Construcción). Se trata de una metodología de trabajo colaborativa para crear y administrar los proyectos de construcción, a través de la aplicación de software en cada parte de la cadena de valor, lo cual permite compartir información y procedimientos en tiempo real para la toma de decisiones de manera multidisciplinaria.

Hoy en día, la industria de la construcción se encuentra fragmentada: los procesos están dispersos y el aprovechamiento de los datos y la comunicación es deficiente. Esta problemática implica costos anuales por 280 billones de dólares al tener que repetir el trabajo o resolver imperfecciones, y una pérdida del 35 por ciento del tiempo invertido por semana, señaló.

En el ámbito de las obras públicas, Vázquez comentó, citando datos de la consultora McKinsey, que se puede exceder el 40 por ciento del costo y el 35 por ciento del tiempo previsto, debido en parte a la falta de adopción de las herramientas digitales como BIM.

También se proyecta que la innovación de los procesos en la industria ―desde el diseño, la construcción, los contratistas y la operación de una obra― puede generar beneficios de eficiencia energética y disminución de la huella de carbono.

La gerente Senior de Ventas de Autodesk dijo que las plataformas de trabajo especializadas como BIM permiten conseguir una alta precisión sobre el uso de materiales, cálculos estructurales y el diseño de edificaciones con un consumo energético más eficiente.

También lee: Smart cities: la jugada de transformación digital en la industria de la construcción

Además, la adopción de esta tecnología de Modelado de Información de Construcción ayudaría a mejorar la calidad de vida de las sociedades al poner a disposición infraestructura sostenible, ante la expansión urbana y el crecimiento de la población de manera concentrada en las ciudades.

En cuanto a la resiliencia de las edificaciones, la colaboración multidisciplinaria y el acceso a los datos mediante BIM facilita el desarrollo de obras que tomen en cuenta los factores ambientales, geográficos, topográficos y cualquier otro que pueda afectar la infraestructura en una determinada zona, detalló Vázquez.

Luz María Vázquez enfatizó que el sector de la construcción es uno de los pilares de la economía en todo el mundo. Aportó alrededor de 13 por ciento del PIB mundial en 2020. Sin embargo, su índice de digitalización es de apenas 5 por ciento, por debajo de la agricultura, la minería, la fabricación o la industria petrolera.

Hay esfuerzos por parte del sector público y privado para apuntalar la adopción de BIM en la construcción y, con ello, promover la transformación digital del sector. Los gobiernos de Colombia, México y Chile, por ejemplo, están trazando políticas públicas para fomentar que BIM se utilice en obras públicas y privadas, pero todavía falta articular esfuerzos y también voluntad por parte de la industria y el sector público, pues suelen ponderarse los costos a corto plazo (comprar la tecnología y la capacitación) por encima de los beneficios a largo plazo.