Excéslsior Paul Lara

Hace dos años, en una plática que tuve con Meg Whitman y Jeffrey Katzenberg, ambos exCEO de HP y Dreamworks, respectivamente, platicábamos sobre cómo sería el futuro del entretenimiento y, en ese entonces, ya me adelantaban lo que sería la plataforma Quibi, la cual fue presentada la semana pasada en el marco del CES 2020, en Las Vegas.

Quibi ya recaudó mil millones de dólares para hacerse  de su propio espacio en el mercado del video en streaming móvil y lanzará su servicio de contenido en línea en Estados Unidos el próximo 6 de abril.

La empresa tiene la intención de cobrar 4.99 dólares por mes por un acceso básico, mientras que los usuarios que paguen 7.99 dólares tendrán una versión sin publicidad.

Quibi, contracción de quick bit (bocados rápidos), está financiando videos que duran de cuatro a 10 minutos. Los servicios incluirán series de varios episodios y también películas, las cuales se dividirán en segmentos o capítulos.

Whitman anunció que se había asociado con Steven Spielberg para crear una serie de terror, After Dark, que sólo se puede ver después del atardecer. Para hacer esto, la aplicación verificará la ubicación del usuario y la hora local.

Entre otros nombres que se dieron a conocer como creadores de contenido para Quibi están Sam Raimi y Guillermo del Toro, así como los actores Bill Murray, Idris Elba y Reese Witherspoon, y las modelos Chrissy Teigen y Tyra Banks. Note el nivel que se busca.

Además, entre sus inversores se encuentran canales tradicionales como Fox, Telemundo, NBCUniversal y Disney.

Algo que me llamó la atención, y por lo que consideró que esta plataforma podría tener éxito, es la herramienta tecnológica llamada Turnstyle, la cual permite que el teléfono móvil o la tablet pueda girarse, ajustando, automáticamente, el contenido a la pantalla. Sin embargo, como siempre he dicho, el contenido es el rey.

Whitman dijo que Quibi había recibido más de 100 propuestas por semana de cineastas que querían usar esta tecnología que funciona con el giroscopio de los equipos y cuya imagen se graba mediante unas cámaras especiales que, muy probablemente, pronto veremos de manera comercial.

El servicio va dirigido a televidentes de entre 18 y 44 años, pero la mayoría de esa audiencia está acostumbrada a mirar videos cortos de forma gratuita. Habrá que cambiar ciertos hábitos del consumidor, pero, si el contenido es bueno, no duden que pagarán.

Si recordamos que en 2019 se sumaron nuevos jugadores al mercado, incluidos Apple TV+ y Disney Plus, y que gracias a la calidad de sus contenidos sumaron clientes, no tengo duda que Quibi también podrá tener su rebanada del pastel.

Netflix y Amazon Prime también están invirtiendo ampliamente en contenido de gran presupuesto para seguir siendo dominantes. Aquí lo que me preocupa es cómo la televisión tradicional va a competir con estos servicios, pues habrá noticias y series, algo de lo cual siguen viviendo.Whitman adelantó que en el futuro habrá conexión para pasar a las pantallas del hogar su contenido.

Katzenberg, quien también fue CEO de Disney, comentó que creía que la principal competencia de Quibi son otras plataformas de video de formato corto, como YouTube, Snapchat y TikTok, de ahí que se tenga el reto de que los consumidores paguen, aunque mucho del contenido de las plataformas mencionadas es creado por sus usuarios y no por grandes directores y actores.

Viene una aceleración en la experiencia de ver videos cortos en los dispositivos móviles y aquellos que no volteen a ver esta tendencia podrían quedarse fuera de un mercado importante en el tema de contenido.

La apuesta es grande para Whitman y Katzenberg, sin embargo, como ellos aseguran, los servicios de streaming ya conocidos “están haciendo contenido a 100 dólares por minuto. Nosotros (Quibi) estamos haciendo contenido a 100 mil dólares por minuto”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here