¿Quiénes pagan en la Argentina más de medio millón de pesos por un televisor 8K?

0
75

iProfesional – César Dergarabedian

¿Quién paga en la Argentina $599.000 por un televisor con la última tecnología disponible en el mercado? Hay personas y familias que no dudan en desembolsar esa cifra, y que encarnan un fenómeno singular de ventas, en un mercado de electrónica que intenta recuperarse de la debacle económica del 2020.

El protagonista es el nuevo modelo Samsung TV 8K QLED, que el gigante tecnológico surcoreano comenzó a fabricar en Tierra del Fuego. En junio, la compañía había importado una cantidad pequeña de unidades, que desaparecieron en menos de dos semanas de las góndolas virtuales por compradores aficionados a la vanguardia y el lujo de alta gama. En esa ocasión, el precio era el mismo que el actual, alrededor de 600.000 pesos.

En esta ocasión, y con motivo del lanzamiento del modelo nacional, este televisor está en preventa hasta el 28 de marzo con un beneficio exclusivo de eVoucher en productos de audio y con la oportunidad de financiación en hasta 18 cuotas sin interés. Rodolfo Romeo, director comercial de Mobile y Visual Display de Samsung Argentina, explicó a iProfesional las características de este modelo y el mercado al que apuntan.

Samsung no descarta lanzar en 2022 un modelo de 65 pulgadas de este televisor.
Samsung no descarta lanzar en 2022 un modelo de 65 pulgadas de este televisor.
Tecnología avanzada para el living del hogar
La tecnología 8K ofrece 33 millones de píxeles (cuatro veces más que los televisores 4K) y el 100% del volumen del color. Este modelo cuenta con la tecnología Upscalling, que soporta inteligencia artificial y gracias a la cual se transforma la calidad de imagen y sonido a su máximo potencial, independientemente de la fuente de origen.

Se trata de un factor clave, porque por el momento la generación de contenido 8K es escasa, en comparación con el 4K predominante. A diferencia del modelo anterior, el Upscalling no sólo puede convertir la imagen a máximo nivel, sino que también incorpora el sonido.

Otra característica que convierte a la TV 8K en un reflejo de la realidad es que no posee bordes y se puede aprovechar un 99% de la pantalla. Incluye seis altoparlantes con una potencia de 70W y gracias a la inteligencia artificial, el sonido se reproduce sólo en el lugar exacto donde ocurre la acción gracias a su tecnología OTS+ (Object Tracking Sound +)-

Además cuenta con la tecnología Quantum HDR2000 que permite descubrir nuevos niveles de detalle y profundidad. Se analiza cada una de las escenas y de esta manera se mejora el contraste añadiendo profundidad y mejoras en los colores. Por medio del aprendizaje automático y al poseer un procesador 8K, el más avanzado del país, permite convertir distintas fuentes y resoluciones a calidad 8K.

El televisor se suma al ecosistema 8K, que conforman los teléfonos móviles Galaxy S21 5G y sus funciones Snap 8K que permite capturar imágenes nítidas de las grabaciones de video en 8K. El televisor Samsung Q 800 T, de 75 pulgadas, se fabrica en la planta de la empresa Iatec del grupo Mirgor, en la ciudad fueguina de Río Grande.

El modelo nacional de este TV 8K mantiene el precio del modelo importado lanzado en mayo.
El modelo nacional de este TV 8K mantiene el precio del modelo importado lanzado en junio.
Una billetera que se descongela
¿Quiénes compran este televisor 8K? Mientras en junio, cuando la marca hizo esa “prueba de mercado”, fue el tope del segmento más alto del mercado, Romeo estimó que ahora es la clase media alta la que abre la billetera.

Los primeros compradores de este “bien de lujo”, como lo definió Roneo, son consumidores de alto poder adquisitivo, que por la pandemia del coronavirus y el confinamiento social, debieron reemplazar “ciertos gustos” y no titubean cuando deben renovar sus equipos electrónicos y tecnológicos.

Las restricciones sanitarias, en especial para movilizarse, impidieron los tradicionales viajes al exterior o a destinos locales en lugares de lujo para familias de las clases altas y media altas. Al postergarse sin fecha esas actividades turísticas, muchas familias destinan ese presupuesto a artículos tecnológicos y electrónicos de alta gama, como estos televisores.

En el caso de familias de clase media alta, de 5 miembros, según precisó Romeo, que deciden postergar esos viajes, una inversión de más de medio millón de pesos para disponer un televisor en el living no resulta descabellada.

Para el lanzamiento del modelo 8K de producción nacional, Samsung apuesta de manera agresiva al factor precio y su financiación. El valor de venta es el mismo de junio. Es decir, más bajo si se toma en cuenta la inflación.

Además, mientras que en la primera venta había muy pocos instrumentos de financiación que accedían a las 12 cuotas, esta vez se ofrecen 18 cuotas sin interés y con casi todas las tarjetas de crédito. Respecto a la marcha de las ventas del modelo nacional, el ejecutivo destacó que hay “números muy interesantes”, aunque se negó a precisarlos.

Existe en otros mercados un modelo de 65 pulgadas de este televisor, que por el momento no está previsto fabricarlo en Tierra del Fuego, aunque Romeo no descartó que finalmente arribe el año próximo, cuando se dispute el Mundial de Fútbol Qatar 2022.

Con la compra de un 8K en el sitio oficial del Samsung Argentina o cadenas de retail, hasta el 28 de marzo, se puede acceder a un QLED 8K eVoucher digital de hasta $48.999 y diferentes beneficios:

Music Pack: Sound Bar o Sound Tower MX-T40 gratis con el QLED 8K eVoucher.
Music Pack XL: Sound Tower MX-T50 con el QLED 8K eVoucher + $15.500.
Music Pack XXL: Sound Tower MX-T70 con el QLED 8K eVoucher + $47.600.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here