Rebelión contra el IFT

0
46

El Economista Marco A. Mares

Se gesta la rebelión de la mayoría de las empresas de telecomunicaciones en México, en contra del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

El motivo de la inconformidad es por la decisión del órgano regulador de eliminar parcialmente la regulación asimétrica de la empresa América Móvil, de Carlos Slim Helú.

Para decirlo en otras palabras, el IFT le concedería al principal operador de telecomunicaciones en México la libertad tarifaria en 63 municipios que representan el 47% de los accesos de Banda Ancha Fija.

En términos de gasto representan más de 107,000 millones de pesos al año en servicios de telecomunicaciones y más del 50% de los ingresos totales del mercado fijo.

Ese es el valor de una medida desregulatoria que beneficiaría al agente económico preponderante en detrimento de todos sus competidores.

Los expertos aseguran que se trata de una embestida en contra del corazón de la regulación asimétrica que busca atemperar el poder de la empresa dominante.

Lo que más les llama la atención es que esta regulación tiene apenas cinco años de haber entrado en vigor y ya están buscando eliminarla, cuando en otros países tuvieron que pasar al menos 20 años con beneficios evidentes para los competidores y usuarios finales, antes de que se eliminaran.

Prácticamente todos los operadores de telecomunicaciones en México le piden al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dar marcha atrás en su resolución de conceder la libertad tarifaria al Grupo América Móvil de Carlos Slim Helú.

Las más de 1000 empresas afiliadas en todo México a la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CANIETI),  recomiendan al órgano regulador mantener el régimen de preponderancia de América Móvil, como lo manda la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el T-MEC.

Advierten que si el IFT le concede la libertad tarifaria al Agente Económico Preponderante en Telecomunicaciones (AEPT), le permitiría incrementar los precios mayoristas en 47% de los hogares conectados del país.

Y México se convertiría en pionero, a nivel mundial, en desregular a un operador dominante que concentra 59% del sector de telecomunicaciones.

Canieti no se explica cómo es que el IFT busca “privilegiar la competencia entre concesionarios”, dando una mayor flexibilidad al AEPT, liberándolo de sus obligaciones y otorgándole libertad tarifaria.

Expone en seis puntos las razones por las que considera que el IFT no debe eliminar la regulación asimétrica de América Móvil:

1.- Por mandato constitucional, la condición de preponderancia es indivisible.

2.- Vulnerar la condición de preponderancia de América Móvil equivale a vulnerar la autonomía del IFT.

3.- Otorgar libertad tarifaria al AEPT, le permitiría incrementar los precios mayoristas en la mitad de los hogares conectados del país.

4.- Eliminar la preponderancia no incrementará las inversiones del AEPT; en contraste, logrará que América Móvil reconcentre el mercado de Banda Ancha Fija (BAF) como ya sucedió en el segmento móvil.

5.- Los parámetros y criterios con los que se pretende eliminar la preponderancia del AEPT, no se utilizan en ningún lugar del mundo.

6.- México sería pionero a nivel mundial en desregular a un operador dominante que concentra 59% del sector de telecomunicaciones.

Esta apenas es la primera consulta del IFT,  en torno al  “bucle” -que permite llegar a la última milla de los usuarios-, pero luego viene la de las torres y los enlaces.

La rebelión apenas comienza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here