Reclaman medidas para compensar los desequilibrios con las plataformas tecnológicas

0
210

Clarín– Alejandro Alfie

En los pasillos de un hotel de Puerto Madero, el comentario de varios empresarios de la industria audiovisual se refería a Netflix, Spotify y otras plataformas que prestan sus servicios sobre infraestructuras tecnológicas que no les pertenecen. “Son como un inquilino, que no te paga”, fue una frase repetida en las Jornadas Internacionales de la TV, que arrancó este miércoles.

Es que Netflix, Spotify, Youtube y las demás plataformas de transmisión de video y música por Internet usan la infraestructura de red de los operadores de TV por cable y prestadores de servicios de telecomunicaciones, pero no pagan por usar esos servicios. De hecho, antes tampoco pagaban impuestos en la Argentina, ya que recién a partir de mitad del año pasado el Gobierno comenzó a cobrarles el 21% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a Netflix y Spotify, entre otros. Pero todavía no pagan ingresos brutos en la mayoría de las provincias, ni los impuestos adicionales al Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom), como sí les corresponde a los operadores de televisión por cable y TV satelital.

“Son compañías que consumen anchos de banda enormes en la red y que no pagan ni un centavo por el uso de la red”, se quejó ante un grupo de periodistas Carlos Moltini, presidente de Telecom Argentina, durante las Jornadas. Y agregó: “Tiene que haber una decisión política del ente regulador, para resolver esta problemática”. El directivo sostuvo que este año esa empresa de telecomunicaciones va a estar pagando $10.000 millones en impuestos específicos del sector, sin contabilizar el IVA, Ganancias ni el impuesto al cheque, “en un contexto recesivo. Es una presión fiscal desmedida”, aseguró Moltini.

Luego, en una mesa sobre los “Desafíos de la industria”, que moderó la editora de Clarín Silvia Naishtat, Moltini habló sobre la necesidad que tiene el país de contar con previsibilidad en el largo plazo para ingresar en un círculo virtuoso de inversiones. Allí planteó que Telecom pasó de invertir US$1.350 millones en 2018, a poco menos de US$1.000 millones este año, por la “curva descendente de los ingresos”, fruto de la crisis económica de la Argentina.

La agenda de los CEO en el año electoral: impuestos razonables, horizonte a largo plazo y una justicia independiente
Mirá también
La agenda de los CEO en el año electoral: impuestos razonables, horizonte a largo plazo y una justicia independiente
Pocas horas antes, durante la inauguración de las Jornadas, Sergio Veiga, presidente de la cámara que nuclea a los proveedores de señales audiovisuales (CAPPSA), aseguró que la competencia con “nuevos jugadores de escala mundial, como Netflix” se da en situaciones desventajosas, ya que a las empresas que tienen su fortaleza en la Argentina les crean nuevos impuestos, les dificultan el envío de dinero al exterior para pagar a los proveedores y les encarecen el crédito para financiar inversiones.

Walter Burzaco, presidente de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC), recordó que Luis Almagro, el secretario general de la OEA, dijo que “es absurdo” plantear que las redes fijas o inalámbricas que dan servicios de conectividad “no perciban beneficios por sus inversiones. Es como decirles que inviertan para que se beneficien otras a costa de su esfuerzo”.

Arsat llegó a las mil localidades conectadas con la red de fibra óptica
Mirá también
Arsat llegó a las mil localidades conectadas con la red de fibra óptica
Los funcionarios que asistieron a la inauguración de las Jornadas destacaron todo lo hecho por el gobierno de Mauricio Macri hasta ahora. Andrés Ibarra, vicejefe de Gabinete y secretario de Gobierno de Modernización, mencionó la red federal de fibra óptica de Arsat, que arrancó con “tan sólo 6.000 kilómetros de fibra iluminada y ahora hemos pasado los 30.000 kilómetros”, así como “los dos millones más de hogares conectados a la red de banda ancha”. El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, puntualizó en el rol de las industrias basadas en el talento y el capital humano, como “motor de crecimiento” de la ciudad de Buenos Aires.

Y Silvana Giudici, titular del ENaCom, añadió que “estamos trabajando en la disparidad que supone el nuevo paradigma de las OTT (las plataformas de video y música), frente a los productores de contenidos locales. Para nosotros la televisión abierta y por cable y las pequeñas señales del interior son quienes producen bienes culturales e identidad nacional. Por eso trabajamos tanto para defenderlos”, dijo Giudici. Y contó que, en la gestión de Macri, el ENaCom dio 147 licencias de registros para TV por cable y 1.063 licencias de radio, televisión abierta y TV satelital.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here