La mitad de los usuarios de Internet de EE.UU. tiene inquietudes acerca del reconocimiento facial, informó The Brookings Institution.

Asimismo, reguladores y grupos de defensa han expresado su oposición.

Por ejemplo, en febrero, San Francisco se convirtió en la primera ciudad de EE.UU. en imponer una prohibición al uso del reconocimiento facial por parte de las agencias gubernamentales.

Reuven Carlyle, senador del estado de Washington, propuso una ley que exija a las compañías que hacen tecnología de reconocimiento facial que obtengan el consentimiento del consumidor.

Pese a las oposiciones, los comercializadores de marcas y los proveedores de tecnología han aprovechado la poca regulación para implementar la tecnología.

Unilever aprobó en 2018 el uso de pantallas en sus tiendas para medir el nivel de compromiso de sus consumidores de Brasil y EE.UU.

RichRelevance encuestó a los usuarios de Internet de EE.UU. en este escenario exacto y encontró que más de 60 por ciento de los encuestados pensaban que la tecnología era “espeluznante”.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here