Red Hat lanza Ansible 2, plataforma de automatización para nube híbrida

Red Hat ha rediseñado su plataforma para implementar automatización portátil a escala masiva en nubes híbridas y entornos de borde.

328

Red Hat, empresa proveedora de soluciones de código abierto, lanzó Red Hat Ansible Automation Platform 2, su nuevo estándar para la automatización de la nube híbrida y los entornos de borde.

Ansible 2 ha sido refinada para las realidades cambiantes de la computación a escala de nube híbrida y agrega capacidades autónomas, al tiempo que lleva la automatización con mayor profundidad al ciclo de vida del desarrollo de las aplicaciones.

Lee también: El código abierto impulsa la transformación digital: Red Hat

A medida que la computación híbrida y multinube se convierten en componentes críticos de las Tecnologías de la Información, las organizaciones necesitan plataformas de automatización que puedan unir los sistemas tradicionales con estos servicios modernos, que se extienden desde el centro de datos empresarial hasta los bordes de la red remota.

Te recomendamos: #Entrevista | “Es más fácil potencializar el uso del Edge en las aplicaciones de 5G”: Red Hat

Ansible Automation Platform 2 está completamente reestructurado para un mundo nativo de la nube híbrida, lo que facilita que los equipos aborden las necesidades de automatización a escala en diversos entornos y sistemas de una manera estandarizada.

Con el controlador de automatización (anteriormente Ansible Tower), los usuarios pueden escalar la automatización bajo demanda de manera más confiable y consistente, adoptando un enfoque sistemático para estandarizar las prácticas de automatización y, al mismo tiempo, ayudar a reducir las irregularidades de automatización en toda la empresa.

Relacionado: Automatizar la ciberseguridad de los sistemas operativos trae múltiples beneficios a empresas: Red Hat

A medida que la colaboración en toda la organización se convierte en una prioridad, también lo hace la necesidad de que los equipos de productos y TI estandaricen las prácticas de automatización en torno a las necesidades de la empresa, mientras se amplían los casos de uso de automatización para impulsar una mayor eficiencia.