Red Integrada Nacional de Radiocomunicación

0
171

El Economista Jorge Bravo

Finalmente, las dependencias de seguridad pública comenzarán a coordinarse en una única Red Integrada Nacional de Radiocomunicación (RINR). Esta infraestructura permitirá que las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de la Defensa Nacional, Marina y la Guardia Nacional se interconecten y comuniquen entre sí con fines de seguridad pública.

El presidente López Obrador publicó el 30 de noviembre en el Diario Oficial de la Federación un esperado acuerdo que tiene por objeto la conformación, desarrollo, modernización y actualización de la RINR, en reemplazo de la obsoleta Red Nacional de Radiocomunicación (RNR) creada en 1999.

En este espacio hemos insistido en la pertinencia de que las agencias de seguridad pública de los tres órdenes de gobierno cuenten con tecnologías abiertas, interoperables, estandarizadas y escalables que les permitan coordinarse entre sí, homologar los protocolos de actuación y promover el intercambio de información.

La Red Nacional de Radiocomunicación está “integrada” por 32 redes estatales de seguridad pública, pero nunca fue nacional, nunca estuvo integrada, nunca hubo interoperabilidad entre tecnologías y nunca conectó a todos los policías. En México existen 129,410 policías preventivos, pero la RNR tiene inscritos 42,693 radios portátiles, de los cuales sólo operan 39,625 en las 32 redes locales. Sólo uno de cada tres policías tiene equipo de radiocomunicación.

El protocolo propietario dominante en las entidades de la República es Tetrapol de Airbus, el cual no es interoperable con otras tecnologías de radiocomunicación de banda angosta que sí son estándares abiertos internacionales. Lo anterior significa que las redes estatales de seguridad pública no se pueden interconectar entre sí ni compartir infraestructura, lo cual no ayuda a prevenir y combatir el delito. Entre 1999 y 2017 se invirtieron 10,273 millones de pesos en la tecnología Tetrapol TDM.

La RNR tiene una cobertura fragmentada y descoordinada de 50% del territorio nacional, abarca 100% de las capitales pero sólo 85% de la población, 80% de puertos, 90% de aeropuertos y 75% de carreteras.

A partir de la publicación del acuerdo, la RINR permitirá comunicaciones seguras y cifradas, integridad, interoperabilidad, confidencialidad y disponibilidad para los usuarios: policías, militares y marinos.

El equipo de radio de los policías es considerado su línea de vida, a veces más importante que su arma de cargo. Los policías requieren de un radio para comunicaciones de misión crítica y enlazarse con los centros de control, comando, cómputo y comunicaciones (C5) que operan las instituciones de seguridad pública para prevenir delitos, operar en campo y auxiliar a la población civil.

Todo empezó cuando en 2017 el Consejo Nacional de Seguridad Pública instruyó al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública para realizar un diagnóstico de la RNR, para garantizar su operación, mantenimiento y actualización, en función del estado de la tecnología y buscando la libre competencia.

El Instituto Politécnico Nacional, la Secretaría de Gobernación y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública realizaron dicho diagnóstico que mostró serias debilidades de las redes estatales de seguridad pública y la RNR, cuyo desempeño fue reprobado por los propios policías.

Posteriormente, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes condujo un proceso de levantamiento de información, análisis de 572 sitos de la RNR, de las redes estatales y pruebas de interoperabilidad entre las diversas tecnologías de radiocomunicación para seguridad pública: P25, Tetra y Tetrapol, con el Sistema Satelital Mexsat y tecnologías de banda ancha.

Después de ese largo proceso, finalmente el Gobierno Federal publicó el acuerdo de conformación de la Red Integrada Nacional de Radiocomunicación. El documento ordena la creación de una Comisión integrada por las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de la Defensa Nacional, Marina, la Guardia Nacional y la Coordinación de Estrategia Digital Nacional de la Oficina de la Presidencia de la República.

La Comisión de la RINR deberá emitir lineamientos sobre las características técnicas de la infraestructura de radiocomunicación bajo principios de interoperabilidad y estándares abiertos, seguros y eficientes.

El acuerdo destaca que la RINR también debe lograr su independencia tecnológica. Para no depender, como hasta ahora ha ocurrido con la RNR y las redes estatales, de una tecnología propietaria no interoperable ni estandarizada.

Esta nueva política pública en materia de redes de seguridad y protección ciudadana busca que las dependencias y entidades federales compartan su infraestructura pasiva y activa de radiocomunicación, integren y estandaricen sus protocolos. También busca mayor cobertura agregada de radiocomunicación en el territorio nacional a menor costo y que los equipos terminales de una dependencia puedan usar la infraestructura de otras, lo cual no ocurría.

Según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2019 del Inegi, la policía ocupa el penúltimo lugar en cuanto a nivel de satisfacción general como servicio básico. Sólo 26.2% de la población de más de 18 años se siente satisfecha con esta institución. La confianza en las policías es de apenas 33.5% y ocupan la tercera peor posición, sólo por arriba de los legisladores y los partidos políticos. 

Policías modernas y equipadas con tecnologías de última generación pueden mejorar la percepción ciudadana sobre las fuerzas del orden. Cambia el enfoque del uso de la fuerza a la inteligencia policial mediante el uso de tecnología y el manejo de fuentes de información para realizar el análisis e intercambio de información entre instituciones de seguridad pública. La RINR debe contribuir a fortalecer la protección ciudadana, cuidar la integridad física de los policías y mejorar la percepción ciudadana sobre las instituciones de seguridad pública.

Notificaciones. Cuidado porque el diputado Mario Delgado (Morena) quiere un Registro de Usuarios de Telefonía Móvil, lo cual constituye un riesgo de injerencias indebidas a la privacidad y las comunicaciones de los usuarios. El legislador se suma a otros afanes controladores de Internet y los usuarios de servicios de telecomunicaciones.

*El autor es Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Twitter: @beltmondi

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here