Reglas de neutralidad de la red en la Unión Europa no han sido exitosas

861

Casi tres años después de la entrada en vigor de las regulaciones de neutralidad de la red de la Unión Europea (UE), ni los proveedores de servicios ni los reguladores nacionales han sido modelos a seguir al acatar las reglas, concluyó un informe de Epicenter.works.

El estudio La situación de neutralidad de la red en la UE: evaluación de los primeros dos años de cumplimiento, de la organización sin fines de lucro con sede en Viena, se basa en el reglamento de la Unión Europea sobre neutralidad de la red que entró en vigor el 30 de abril de 2016.

El informe encontró que, a diferencia de otras leyes como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), las reglas de neutralidad de la red otorgan a los Estados miembros la autoridad para decidir el nivel de sanciones si las reglas se rompen.

“Esto ha llevado a una situación en la cual algunos Estados miembros no han establecido reglas para las violaciones de las protecciones de neutralidad de la red dos años después de que el reglamento entró en vigencia”, dice el reporte.

Específicamente, 17 de los 31 países examinados no han definido “sanciones efectivas y disuasorias”, mientras que en aquellos países que han definido sanciones monetarias, los montos varían desde una cantidad simbólica de 9 mil 600 euros en Estonia, hasta 10 por ciento del volumen de negocios relevante en los Países Bajos o el Reino Unido.

El informe encontró que, como resultado de una implementación poco estricta, “las compañías de telecomunicaciones más grandes de Europa pueden optar por no cumplir con la ley porque es financieramente ventajosa para ellas”.

El área en el cual se cometieron la mayoría de los delitos fue en el de prácticas de precios diferenciales, en particular los datos de calificación cero para aplicaciones y servicios seleccionados.

Aunque sólo Bulgaria y Alemania han excluido las “prácticas comerciales ilegales” (discriminación de precios al proporcionar acceso a aplicaciones y servicios específicos, en este caso, no se pueden calificar ciertas aplicaciones o servicios) de sus disposiciones de penalización, se están aplicando un total de 186 productos de precios diferenciales en todos los Estados miembros excepto en tres (Finlandia, Eslovenia y Bulgaria), la mayoría de ellos (144 ofertas) con zero-rating.

El informe analizó el impacto de las ofertas zero-rating en el precio de los datos del consumidor, y descubrió que durante un periodo de dos años, el precio promedio de los datos en los países con ofertas de zero-rating se mantuvo en gran parte o aumentó ligeramente mientras que el precio comparable en aquellos países sin productos de zero-rating se redujo en aproximadamente 10 por ciento.

El motivo del precio constante se puede atribuir a la dinámica de la competencia creada por el zero-rating, según el informe.

Como los grandes proveedores de servicios a menudo tienen la mayor influencia en asociarse con proveedores de contenido y aplicaciones, los autores consideran que crean una “propuesta de venta única” para atraer a los consumidores y ya no necesitan competir en el tamaño del paquete de datos o premio, que operadores móviles virtuales (OMVs) y operadores más pequeños pueden igualar sus ofertas.

Esto ha provocado una desaceleración en el crecimiento del tamaño de los paquetes de datos o la caída de los precios en estos mercados.

Los hallazgos de la organización han llamado la atención. El regulador austriaco RTR realizará su propia investigación sobre el impacto del zero-rating en los precios de los datos en años más recientes y a nivel de operador.

La Comisión Europea también proporcionará un informe de evaluación de las disposiciones de neutralidad de la red del reglamento antes del 30 de abril de 2019, tres años después de la entrada en vigor del reglamento.