La Autoridad de Competencia y Mercado del Reino Unido (CMA) está dispuesto a solicitar a la Comisión Europea (CE) el control total sobre la revisión y aprobación de la fusión entre Virgin Media y O2 de Telefónica.

En mayo pasado, ambas compañías informaron la creación una joint venture que unirá a Virgin Media, propietaria de la red de banda ancha más rápida del Reino Unido, y a O2, la mayor plataforma móvil del país. A la vez, anunciaron una inversión conjunta de 10 mil millones de libras durante los próximos cinco años.

La combinación dará lugar a un proveedor integrado de servicios fijos y móviles más fuerte en el mercado británico, que impulsará la expansión de la red de alta velocidad de Virgin Media y el despliegue de red 5G de O2.

Según publicó Financial Times, aún se debate si la CE debe involucrarse en el análisis de la fusión. Mientras que la CMA argumentó que el acuerdo “sólo afectará a los consumidores en el Reino Unido” y que una revisión “probablemente concluirá después del periodo de transición”, con el Reino Unido listo para cortar completamente los lazos con la UE el 31 de diciembre próximo.

Si bien el acuerdo de retirada del Reino Unido le da al regulador inglés el poder de decidir sobre fusiones, la UE querrá seguir involucrada con el argumento de que ha examinado previamente tales acuerdos y que el Reino Unido técnicamente todavía es parte del bloque.

Vale recordar que fue la CE la que bloqueó en 2016 la venta de O2 al grupo Hutchison, un acuerdo valorado en unos 13 mil millones de euros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here