El regulador holandés ACM dijo que KPN debe mantener los precios máximos establecidos por normativa para terminar las llamadas de otros operadores móviles. KPN presentó una objeción, pero las tasas máximas deben permanecer, sostuvo el regulador.

Las posibles multas de 100 mil euros (por un máximo de 1 millón de euros), impuestas a principios de año, se han reducido a la mitad, según publicó el sitio Telecompaper.

Para futuras infracciones, las posibles multas ahora se ejecutarán en 50 mil euros por día.

Las tarifas de terminación de llamadas han estado sujetas a un nivel máximo establecido desde el 12 de julio de 2017. KPN afirmó anteriormente que podría agregar una cantidad adicional a este máximo. ACM no estuvo de acuerdo y le dijo al operador que reembolsara retroactivamente todas las tarifas incorrectas cobradas.

KPN informó que cumplirá con los requisitos del regulador holandés.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here