El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) está “totalmente quebrado, con una nómina abultada y sin fondos para realizar los proyectos de desarrollo de las telecomunicaciones”, afirmó el Presidente del organismo, Nelson Arroyo.

A tres semanas de haber asumido su cargo como nuevo presidente del órgano regulador, Arroyo expuso que encontró a una institución llena de irregularidades y lujos, que absorbieron el presupuesto que debía destinarse a proyectos de conectividad.

Para el funcionario, la expansión de la conectividad en el país “sigue siendo un gran problema” y todavía existe una gran brecha digital pendiente, un reto que se agrava durante la contingencia provocada por la Covid-19.

En ese sentido, Arroyo consideró que República Dominicana no cuenta con las condiciones para retomar el ciclo escolar a través de las tecnologías y deberá apoyarse en la radiodifusión para continuar con los procesos de aprendizaje.

Todos los ingresos del Indotel se usaban para gastos operativos; en la nómina, más de 100 personas percibían “sueldos de lujo” sin prestar ningún servicio a la institución, y algunos contratos superaban los 400 mil pesos mensuales, un monto “escandaloso”, señaló.

El presidente del organismo dijo que “es muy doloroso ver una institución que en el pasado era reconocida por contar con un cuerpo técnico especializado y por manejar fondos suficientes para la ejecución de proyectos; hoy no es más que una institución quebrada, cargada de botellas y personal de cumplimiento irregular”.

Frente a esta situación, Arroyo anunció que llevará a cabo un saneamiento de la nómina y las finanzas del Instituto. Hasta ahora, los pagos a trabajadores se han reducido en 27 por ciento hasta los 47 millones 386 mil pesos nacionales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here