La banda ancha por fibra óptica ya está disponible en 3 millones de hogares, de acuerdo con el informe anual de Conectividad Nacional del regulador de comunicaciones del Reino Unido, Ofcom, que analiza la disponibilidad de servicios de banda ancha y móviles en todo el país.

Más de la mitad de los hogares, un 53 por ciento, pueden acceder a banda ancha ultrarrápida, lo que supone una conexión de al menos 300 Mbps, a través de fibra óptica o con combinación con cable módem.

Un 10 por ciento de los hogares del Reino Unido ya puede acceder a FTTH (fibra al hogar), gracias a que los proveedores de servicio tienen pasado más de 3 millones de casas, con una adición neta de 1.4 millones con respecto a las cifras del año pasado. Irlanda del Norte tiene la mayor cobertura de fibra completa de cualquier nación del Reino Unido, con casi un tercio de los hogares (31%) capaces de recibirla. Gales también estuvo por encima del promedio del Reino Unido, con una cobertura de 12 por ciento.

El análisis detalla que 95 por ciento de los hogares también accede a banda ancha súper rápida, de al menos 30 Mbps.

Aunque el servicio de mayor velocidad ha llegado a muchas zonas rurales en los últimos años, algunas localidades todavía no pueden obtener una conexión decente (de al menos 10 Mbps). La Ofcom estima que 155 mil zonas del Reino Unido no acceden a una banda ancha decente. “Esto se ha reducido significativamente de 677 mil el año pasado, debido a la disponibilidad de servicios de banda ancha inalámbrica”, sostiene el regulador.

El uso mensual promedio de datos de banda ancha pasó de 240 GB por conexión en 2018 a 315 GB en 2019.

El informe destaca también que este año, los cuatro operadores móviles lanzaron su servicio 5G en 40 pueblos y ciudades del Reino Unido. Inicialmente, 5G será una versión mejorada de 4G, que ofrece velocidades más rápidas, más capacidad y muchos menos retrasos de conexión. Pero a largo plazo, puede admitir una serie de servicios nuevos e innovadores para usuarios móviles y empresas, desde la agricultura hasta las fábricas.

En cuanto a la cobertura móvil, este año los operadores alcanzaron un 66 por ciento de la superficie terrestre del Reino Unido con servicio 4G. Esto supone que en 96 por ciento de las áreas urbanas tienen cobertura LTE, en comparación con un 62 por ciento de las áreas rurales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here