Reino Unido encuentra problemas en acuerdo de Cellnex y Hutchison

141

No todas han sido buenas noticias para Cellnex en el camino hacia cerrar la adquisición de la cartera europea de torres de CK Hutchison. El regulador británico, el único que falta para brindar su aprobación, no está contento con el acuerdo.

La Autoridad de Competencia y Mercados (CMA, por sus siglas en inglés) del Reino Unido encontró que la transacción genera problemas de competencia, debido a que se fortalecería la posición dominante de Cellnex en el mercado nacional de provisión de infraestructura.

A la CMA le preocupa que la compra-venta pueda provocar precios más altos o servicios de menor calidad para los operadores de red, y con ello habrían impactos adversos para los usuarios.

“Cellnex ya es el mayor proveedor independiente de torres móviles del Reino Unido. Nos preocupa que este acuerdo pueda ayudar a mantener esta posición y evitar la aparición de una nueva competencia directa”, advirtió el asesor económico jefe de la CMA, Mike Walker.

En noviembre de 2020, Cellnex acordó adquirir la propiedad de 24 mil 600 torres de CK Hutchison repartidas por Europa por un total de 10 mil millones de euros. De esa cantidad, 6 mil se encuentran en el Reino Unido.

Las compañías ya obtuvieron las autorizaciones regulatorias en casi todos los países involucrados, incluyendo a Italia, Austria, Suecia, Dinamarca e Irlanda. Sólo el regulador italiano impuso algunas condiciones para evitar daños a las competencia. El único mercado que falta por cerrar es el británico.

También lee: Italia aprueba con condiciones acuerdo de torres entre Cellnex y CK Hutchison

En su análisis, la CMA señaló que Hutchison pudo haber vendido sus activos de infraestructura pasiva a un comprador alternativo en lugar del líder actual en el mercado. “Esto habría aumentado la competencia a la que se enfrenta Cellnex en la actualidad”, enfatizó.

Sin embargo, dado que no se optó por ese camino, la Autoridad otorgó un plazo de cinco días a las compañías para que ofrezcan propuestas para abordar los problemas de competencia identificados.

Después de recibir las ideas, la CMA tomará cinco días más para examinar las propuestas y, en su caso, remitir la investigación a una segunda fase de estudio, por lo que el cierre de la transacción regional entre Cellnex y Hutchison aún tomará tiempo, y existe la posibilidad de que no se complete en el mercado británico.