El Tiempo

El gobierno británico analizará qué normas deben actualizarse para ponerse al día con los cambios tecnológicos en materia de movilidad, tanto de mercancías como de las personas. El proyecto legislativo contempla integrar las patinetas eléctricas (scooters) y las bicicletas de carga con el fin de simplificar el transporte y los métodos de pago.

El Departamento de Transportes (DTF por su sigla en inglés) afirmó que esta es “la mayor revisión regulatoria en una generación” de las leyes de transporte actuales, de las cuales algunas siguen vigentes desde hace 184 años como la Ley de Carreteras de 1835, que estipula que los senderos ‘deben ser para uso exclusivo de los peatones’.

“Estamos en un momento potencialmente crucial para el futuro del transporte, con tecnologías revolucionarias que crean enormes oportunidades”, afirmó el ministro de transportes británico, Jesse Norman, en un comunicado. “A través de esta estrategia, el gobierno apunta a aprovechar estas innovaciones”, añadió.

Entretanto, los scooters eléctricos están prohibidos en las carreteras de Reino Unido y clasificados como vehículos motorizados que también están sujetos a impuestos, licencias de conducir y seguros. Es por esto que la aparición de nuevos modelos de negocios, como el de la movilidad compartida de automóviles, también ha llevado a muchos gobiernos a repensar el transporte urbano.

Aunque el Departamento de Transportes dijo que “no hay planes inmediatos para legalizar las patinetas eléctricas” afirmó que es “una oportunidad crucial para el futuro del transporte, con tecnologías revolucionarias para viajes más limpios, más baratos, más seguros y más confiables”.

Es una oportunidad crucial para el futuro del transporte, con tecnologías revolucionarias para viajes más limpios, más baratos, más seguros y más confiables”.

Noa Khamallah, vicepresidenta de estrategia global en Voi Technology AB, una de las mayores empresas europeas de e-scooter, dijo que el Reino Unido era un mercado muy atractivo para realizar lanzamientos. Pero la regulación no es amigable.

En consecuencia, y como compromiso de la modernización de la legislación, el gobierno británico lanzó un concurso que ofrecerá 119 millones de dólares para probar ideas que mejoren los viajes de las personas en todo el país.


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here