El Comité de Comunicaciones de la Cámara de los Lores en el Reino Unido lanzó una consulta para conocer si la radiodifusión de servicio público tiene un futuro frente a la cada vez creciente popularidad de los servicios de video sobre demanda (VOD).

La incertidumbre surge debido a que los servicios de transmisión de video como Netflix y Amazon Prime han puesto a disposición miles de horas de contenido para suscripciones que van desde los 5.99 euros al mes, menos de la mitad del costo de una licencia de TV.

La Cámara de Representantes señala que la visualización de televisión convencional se redujo 5 por ciento en 2018 y la visualización de TV convencional en menores de 25 años se ha reducido a la mitad desde 2010.

Ante esto, existe la preocupación de que la popularidad de los servicios VOD haya hecho que la radiodifusión de servicio público, como la BBC y la ITV, sea redundante.

El Comité preguntará qué tan grave es la amenaza para el servicio público de radiodifusión, si vale la pena guardarla y qué forma podría tomar en el futuro.

Se cuestionará cómo pueden las emisoras de servicios públicos comerciales financiar producciones originales del Reino Unido en un momento en que disminuyen los ingresos publicitarios, si debería existir una regulación adicional a los servicios VOD, si el servicio público de radiodifusión hace lo suficiente para reflejar y servir a la demografía del Reino Unido y si han respondido adecuadamente los organismos de radiodifusión pública a los cambios del mercado.

Stephen Gilbert, presidente del Comité, dijo que la radiodifusión de servicio público debe cumplir con una serie de obligaciones, como el volumen y el tipo de anuncios que muestran, la programación en géneros específicos, la forma como encargan el contenido y las audiencias a las que sirven; sin embargo, los servicios sobre demanda no tienen estas obligaciones.

De acuerdo con el informe La radiodifusión pública en la era digital: ¿cómo el consumo globalizado dará forma al futuro? elaborado por IDATE DigiWorld, los espectadores de servicios VOD pueden encontrar fácilmente una gran cantidad de contenido disponible, pero como resultado, el valor y la legitimidad del contenido que envían las emisoras públicas se cuestionan en un número creciente de países.

Las emisoras públicas se han visto en la necesidad de implementar nuevas estrategias: algunos han cerrado canales de TV para reemplazarlos con servicios Over-the-top (OTT), como el caso del canal BBC Three, el cual se lanzó como un canal de TDT en 2003, y tuvo que lidiar con recortes presupuestarios masivos.

Como una forma de mantener la calidad de su contenido, BBC Three eligió cambiar para entregar su contenido en línea.

La consulta del Comité de Comunicaciones concluirá el 26 de abril de 2019.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here