El regulador del Reino Unido, Ofcom, abrió una investigación para analizar si BT incumplió con la aplicación de exención de los cargos por exceso de construcción (ECC, por sus siglas en inglés) al implementar determinados servicios de conectividad empresarial.

Los ECC son cobros que realiza la compañía cuando proporciona servicios que requieren trabajos de construcción adicional de cables y ductos a través de su unidad Openreach, ya que superan los costos normales de una red.

Sin embargo, desde el 2014 la regulación indica que BT debe eximir de pagar las primeras 2 mil 800 libras esterlinas de esta medida a las implementaciones de conectividad.

Esto se compensa con un cargo de conexión estándar aplicado a todos los servicios empresariales relevantes. La duda ahora es si BT efectuó estas facturas de manera correcta, ya que el mismo proveedor informó a la Ofcom que existe la posibilidad de que no haya sido así.

De acuerdo con el cuadro de tarifas de ECC de Openreach, filial de BT, cada banda requerida para desarrollar la red del cliente conlleva diferentes costos. Los precios van en ascenso desde la A, que es la más barata, hasta la tipo F ó 5, dependiendo del servicio, que puede llegar a ser de hasta 100 mil libras esterlinas en el caso de WLR3 ISDN30.

El regulador no especificó una fecha para concluir la indagatoria. Por su parte, BT dijo que proporcionará toda la información necesaria a la Ofcom.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here