De acuerdo con un informe de la consultora Assembly, el Reino Unido se está arriesgando a retrasar los planes de implementación de 5G de los operadores móviles por tres años –generando un gran costo para la economía del país– y a perder la ventaja competitiva que tiene en la carrera por la quinta generación, al prohibir y retirar a Huawei de las redes 5G antes de 2027.

La investigación, que fue encargada por Huawei, se basa en la expectativa del gobierno. Según los datos, la eliminación de los equipos del proveedor chino le costaría a la economía 18 mil 200 millones de libras, además de que el progreso en el despliegue de la infraestructura 5G se ralentizará debido a la presión continua de Estados Unidos y sus sanciones, afectando la eficiencia industrial, la competitividad global y los beneficios económicos asociados.

Un resultado importante del informe es la conclusión del Departamento de Cultura, Medios y Deporte (DCMS), en el que se le aconseja al Reino Unido mantener su liderazgo mundial en 5G o no podrá obtener 173 mil millones de libras esterlinas de PIB incremental de 2020 a 2030. Aunado a esto, el sector móvil perdería ganancias cercanas a los 4.7 mil millones de libras, y la industria cerca de 2 mil millones de libras, estimando que la economía general pierda beneficios estimados en 1.5 mil millones de libras.

Victor Zhang, vicepresidente de Huawei, resaltó que “esta nueva investigación muestra cómo Estados Unidos ha impactado directamente en la economía británica, poniendo fin al liderazgo del Reino Unido en 5G e impidiendo que el país se dé cuenta de todo su potencial en los próximos años”, por lo que instó al gobierno a reconsiderar su decisión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here