Reino Unido trabaja para ver coches totalmente autónomos en sus carreteras en 2021

724

El año 2021 es la fecha que se ha propuesto el gobierno del Reino Unido para ver autos completamente autónomos en sus carreteras, por ello se encuentra desarrollando un proceso que respalde las pruebas avanzadas de vehículos automatizados.

El gobierno advirtió que las pruebas avanzadas no serán compatibles a menos que hayan pasado por rigurosas evaluaciones de seguridad.

También anunció que su código de práctica líder en el mundo para probar coches autónomos se reforzará aún más para establecer expectativas aún más claras de ensayos seguros y responsables.

Actualmente, las reglas sobre pruebas requieren un conductor remoto humano, no necesariamente dentro del vehículo, pero listo para tomar el control si es necesario.

La meta de 2021 es parte de la moderna Estrategia Industrial del gobierno, y el proceso para las pruebas es una muestra de apoyo hacia las industrias automotrices y tecnológicas del Reino Unido.

Se estima que el mercado de vehículos conectados y automatizados en el Reino Unido tendrá un valor de 52 mil millones de libras para 2035.

“Necesitamos asegurarnos de llevar al público con nosotros a medida que avanzamos hacia 2021 para tener autos que se manejen solos en nuestras carreteras. La actualización del código de práctica proporcionará una guía más clara para aquellos que buscan realizar pruebas en carreteras públicas”, dijo Richard Harrington, ministro de Transportes.

El “código de práctica”, publicado por primera vez en 2015, permite que se lleven a cabo pruebas de vehículos autónomos en cualquier carretera del Reino Unido, siempre y cuando cumplan con la legislación nacional, incluidas las pruebas con un conductor remoto.

La actualización del código busca que quienes realicen pruebas publiquen información de seguridad, informes de rendimiento de los ensayos y hagan evaluaciones de riesgos antes de ejecutar una prueba.

También se espera que las organizaciones de prueba informen a las autoridades pertinentes, a los servicios de emergencia y a cualquier persona que pueda verse afectada por la actividad de prueba.