Reino Unido y EUA buscan regular los videos falsos para combatir la desinformación digital

4
412

Los videos falsos o deepfakes son hechos con un tipo de Inteligencia Artificial que muestran eventos totalmente irreales. Este contenido ha despertado la preocupación del gobierno británico y el Congreso de Estados Unidos para contemplar su regulación.

Aunque estos videos comenzaron en la industria pornográfica, al poner las caras de famosos en actores de entretenimiento para adultos, ahora las personas están preocupadas por el impacto que estos videos podrían tener en la escena política.

Sandra Watcher, profesora de Derecho y Ética de Inteligencia Artificial en el Instituto de Internet de Oxford, comentó que está de acuerdo en que tanto Estados Unidos como el Reino Unido necesitarán algún tipo de marco regulatorio para combatir el contenido falso.

Ya ha surgido este tipo de manipulación en los videos de representantes políticos. Por ejemplo, un video de Nancy Pelosi, la oradora de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, a quien hicieron parecer borracha, y  fue compartida millones de veces en todas las plataformas.

Otro ejemplo es el video fake de Barack Obama, en donde aparecía calificando a Donald Trump como “un completo y absoluto imbécil”. El video fue realizado por el ganador del Oscar, Jordan Peele, y el director ejecutivo de Buzzfeed, Johan Peretti.

Las soluciones para identificar los videos falsos incluyen el hashing, que es un tipo de marca de agua digital, el cual identifica al archivo de video. En el momento en que es manipulado, esta marca se borra, revelando la intervención.

Otra opción son las “coartadas autenticadas”, un método en el que las figuras públicas registran constantemente su ubicación y lo que hacen. De modo que si se encuentran con un material que no sea acorde con la coartada, pueden refutar la información.

Ninguna de estas soluciones pueden eliminar el riesgo de deepfakes, por lo que la educación y la alfabetización digital son indispensables para identificarlos.

En Finlandia, los niños tienen una alta capacidad para identificar noticias falsas, una característica atribuida al método de enseñanza en las escuelas.

Sin embargo, el problema se encuentra fuera de las escuelas. Se ha comprobado que los adultos son mucho menos expertos en tecnología, por lo tanto, tienen más probabilidades de compartir contenido sin verificar.

La Comisión Europea anunció en un reporte que la desinformación en redes sociales abundaba durante las recientes elecciones europeas, y que las plataformas como Facebook no estaban haciendo lo suficiente para reducirla. Por su parte, el Reino Unido buscará ser el primer país en regular las noticias y videos falsos.

4 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here