Según el último Cuaderno de Discusión de Comunicaciones de la Unesco, llamado La convergencia de medios, telecomunicaciones e Internet en la perspectiva de la competencia: hacia un enfoque multicomprensivo, las agencias de competencia deben mejorar sus funciones con análisis ex ante, revisar los mercados relevantes y estar en constante capacitación sobre el sector infocomunicacional.

El documento, que fue elaborado por Martín Becerra y Guillermo Mastrini, muestra una amplia revisión de los debates contemporáneos acerca del rol y de los desafíos enfrentados por las autoridades de defensa de la competencia en lo que se refiere al sector de medios y telecomunicaciones. Asimismo, el texto es el resultado de un conjunto de entrevistas con reguladores y otros expertos sobre esta temática.

En pos de construir una moderna y actualizada perspectiva de defensa de la competencia en el contexto de la convergencia infocomunicacional, el informe destaca una serie de recomendaciones. Como punto relevante para abordar la competencia en la convergencia, el informe destaca que es importante que los reguladores y autoridades de aplicación de la competencia desarrollen con análisis y actualizaciones ex ante, “dado que después resulta muy difícil corregir asimetrías que se vuelven estructurales”.

Asimismo, se debe revisar integralmente el concepto de “mercado relevante”, dado que puede resultar estrecha al explorar las potencialidades de ejercicio de abuso de poder dominante por parte de un conglomerado en mercados convergentes. En este sentido, el informe también destaca que es preciso distinguir entre gigantes de Internet, conglomerados de telecomunicaciones y empresas de medio. “No todas tienen los mismos intereses ni cumplen las mismas funciones sociales y productivas”.

Los reguladores de competencia deberían contar con una perspectiva antitrust con conocimiento específico del sector infocomunicacional y de sus cruces convergentes. Además, el documento considera preciso que las autoridades de defensa de la competencia implementen estrategias de construcción de conocimientos, capacidades y recursos intelectuales para que sus cuadros administrativos y directivos estén familiarizados y sean conscientes de los alcances de los derechos de acceso a la cultura, la libertad de expresión y el pluralismo.

También la competencia debe armonizar sus principios de actuación en el campo infocomunicacional con las regulaciones de protección de datos.

“La cualidad distintiva de la información, la comunicación y la cultura como recursos imprescindibles para el ejercicio de derechos ciudadanos coloca al problema de la competencia económica en los sectores convergentes de medios de comunicación y tecnologías infocomunicacionales como un asunto de política pública de primer orden. El desafío es conciliar derechos y cómo organizar, en consecuencia, la actuación de las autoridades para que la diversidad, el pluralismo, el acceso y la competencia cuenten con esfuerzos armónicos en pos del bienestar de la comunidad y de sus Integrantes”, sostienen los autores en las conclusiones del informe.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here