República Dominicana | 5G para el desarrollo del país

43

El Día José Armando Tavarez

Se hizo pública la noticia de la asignación de frecuencia para el despliegue de la llamada generación de servicios móviles (5G) en la República Dominicana.

Tanto el órgano del Estado encargado de regular las telecomunicaciones, como las empresas adjudicadas, celebran el evento y lo calificaban como un hecho histórico de grandes beneficios. Sin embargo, nos hacemos la siguiente pregunta, ¿realmente dicho avance tecnológico beneficiará a todos los ciudadanos? Es importante reflexionar sobre el tema desde una perspectiva más amplia.

Lo primero es conocer qué significa 5G. Dichas siglas son utilizadas para referirse a la “quinta generación de tecnologías de telefonía móvil”. Las redes 5G, sucesoras del 4G, tienen grandes ventajas en cuanto mayor ancho de banda, permitiendo un incremento significativo en la velocidad de descarga, así como una menor latencia o tiempo que la red tarda en responder a un requerimiento de servicio.

Es decir, desde el punto de vista tecnológico, representa un avance o mejora en el servicio de internet que podrán disfrutar los que puedan pagar dicho beneficio, y ese es precisamente el desafío que pretendemos señalar.

Las empresas obedecen a las leyes del mercado.

Las telefónicas invierten en zonas geográficas donde pueden recuperar lo invertido y así garantizar un buen servicio a sus clientes. El tema es que la lógica del mercado es insuficiente cuando queremos garantizar derechos y asegurar igualdad de oportunidades para todos y todas. Por ejemplo, el derecho digital más importante, que consiste en garantizar un acceso universal a internet de calidad, queda vulnerado bajo la lógica del mercado.

En función de los argumentos expuestos, proponemos que la noticia de la asignación de frecuencia para el despliegue de la tecnología 5G sea acompañada de un plan nacional de banda ancha que garantice que todos los ciudadanos de toda la geografía nacional puedan beneficiarse de la misma sin importar su nivel social, económico o político. La 5G debe estar al servicio de todos para que podamos construir la nación digital que tanto queremos.