República Dominicana | Procompetencia emite informe no vinculante sobre actualización y modernización de la ley general de telecomunicaciones

42

El Nuevo Diario

El Consejo Directivo de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (PRO-COMPETENCIA) emitió este martes un informe no vinculante sobre el documento de Consulta Pública “Actualización y Modernización de la Ley General de Telecomunicaciones; Evolución a una Ley de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)” del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) con la finalidad de brindar soporte en la elaboración de un Proyecto de Ley conforme a los nuevos tiempos y a las disposiciones de la Ley núm. 42-08.

Inicialmente, el informe se refiere a los aspectos comunes de telecomunicaciones y TIC, tales como suprimir los conceptos de competencia leal, competencia sostenible y prácticas restrictivas de la competencia, y que en la propuesta de Ley TIC se haga referencia a la Ley General de Defensa de la Competencia o, en su defecto, se coloque la misma definición establecida en dicha ley para los demás términos mencionados.

Por otro lado, para preservar y reforzar la independencia en la toma de decisiones, en cuanto a la institucionalidad se refiere, la entidad recomienda el establecimiento de un nuevo sistema de designación de los miembros del Consejo Directivo, en el que no tengan injerencia los intereses de los agentes económicos regulados, pero manteniendo los requisitos de perfil y experiencia actualmente contemplados en la normativa vigente.

En el informe se proponen algunas medidas para incentivar el mejoramiento continuo de los niveles de calidad de los servicios. Dentro de estas medidas están: establecer umbrales de calidad del servicio para las variables seleccionadas entre el ente regulador y las empresas, mediciones de campo por parte del ente regulador sin previo aviso para validar el cumplimiento de lo establecido, facultad sancionadora del ente regulador sobre las empresas prestadoras de servicio que no cumplan con los umbrales, y finalmente, colaboración entre instituciones del Estado para recibir las denuncias e incrementar la vigilancia y el seguimiento de la calidad del servicio.

En ese sentido, Pro Competencia destaca que en República Dominicana la implementación de medidas similares pudiera conducir a la mejora significativa del servicio ofrecido por las telefónicas en beneficio de los consumidores y de la propia competencia, dado que, ninguna empresa tendrá incentivos para no invertir en mejoras tecnológicas, primero, para no perder participación de mercado, y segundo, para evitar sanciones por la falta de cumplimiento a los niveles de calidad.

Para garantizar la competencia efectiva, leal y sostenible en los mercados Pro Competencia utilizó como referencia a los países miembros de la OCDE que respaldan la regulación en el sector de las telecomunicaciones como un mínimo necesario. En este sentido, citó un estudio técnico llevado a cabo en 2012 para México, en el que se realizaron una serie de sugerencias relacionadas en beneficio de la competencia efectiva, divididas en tres grandes grupos: Reducción de barreras de entrada, Regulaciones y procesos transparentes y Reducción de las regulaciones no necesarias.

“Si se extrapola el caso México al ámbito local, se fortalecerían los lazos de colaboración entre el INDOTEL y PRO-COMPETENCIA, amparados por el artículo 20 de la Ley General de Defensa de la Competencia núm. 42-08. De este modo, el primero continuaría con sus funciones de regulador de las telecomunicaciones, mientras recibe el apoyo consultor del segundo en aquellos aspectos de libre y leal competencia” añadió el Consejo Directivo.

Adicionalmente, en cuanto al rol de regulador, ProCompetencia sugiere que se incluya la facultad del INDOTEL de definir y analizar con carácter periódico (cada 3 o 5 años) los mercados relevantes de los servicios de telecomunicaciones (mayoristas y minoristas, incluyendo el ámbito geográfico), para designar, en su caso, el operador u operadores que tengan posición dominante en los mismos, condición que podría ameritar la imposición de obligaciones específicas o asimétricas a los operadores con posición dominante.

En lo que se refiere a correcciones necesarias al marco regulatorio vigente, la entidad recomienda una revisión integral de las disposiciones contenidas en la Ley núm. 153-98 y el Reglamento de libre y leal competencia a los fines de que el Proyecto de Ley contemple una tipificación precisa y correcta de las prácticas que son consideradas como restrictivas de la competencia en el sector de las telecomunicaciones.

En relación con las medidas y acciones para facilitar la entrada al mercado de nuevos competidores y mejorar el entorno económico para un mejor desempeño de los agentes económicos, ProCompetencia sugiere incluir en el proyecto de Ley TIC la simplificación de trámites administrativos para el despliegue de redes y prestación de servicios de telecomunicaciones. Asimismo, la inclusión de medidas tendentes a definir con claridad las reglas aplicables, los tipos de usos específicos y variaciones de las licencias y autorizaciones relacionadas con el uso y administración del espectro radioeléctrico.

En cuanto a las tarifas finales a usuarios, el Consejo Directivo de ProCompetencia reconoce que el Estado tiene la capacidad de intervenir como regulador, especialmente en el caso de los mercados que satisfacen servicios públicos. En ese sentido, recomienda que en la propuesta de Ley TIC, se limite el rol del INDOTEL a establecer los parámetros para la determinación de precios por parte de las prestadoras, así como, en consonancia con la recomendación de tipificación de prácticas anticompetitivas, prohíba explícitamente los acuerdos entre competidores para que las tarifas no sean producto de la colusión de las mismas.

El Documento de Consulta Pública “Actualización y Modernización de la Ley General De Telecomunicaciones; Evolución a una Ley de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)”, se llevó a cabo dentro del Programa de Estructuración Financiera y Homogeneización Regulatoria para la Reducción de la Brecha Digital en Centroamérica, del BID. Dentro del mismo se contemplan los lineamientos y objetivos perseguidos por la República Dominicana, a través del INDOTEL, con el propósito de disminuir la brecha digital en el país.