Requerirá IFT 1,000 mdp adicionales para el Panaut

181

Excélsior Maricarmen Cortés

Con la misma prisa con la que se aprobó en el Senado el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, el Ejecutivo publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto para su creación, que entró en vigor este sábado a pesar de que la industria, expertos en telecomunicaciones y defensores de la protección de datos personales se manifestaron en contra.

Habrá, desde luego, litigios contra el Panaut, el cual representa costos muy elevados no sólo para los operadores de telefonía móvil, sino también para el IFT, que es el responsable de su creación y del almacenamiento de la base de datos.

Adolfo Cuevas, presidente del instituto, informó que el Panaut tendrá un costo total  de 735 millones de pesos para su creación y, además, 200 mdp anuales para su operación, lo que implica que la Secretaría de Hacienda tendrá que aprobar una ampliación del presupuesto del IFT, el cual se redujo desde el inicio de la 4T por la “austeridad republicana” y que para este año asciende a 1,480 millones de pesos.

Desde el pasado 6 de abril, Cuevas envió al senador de Morena, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, una carta con un detalle preciso del costo que tendrá el Panaut, que implica la contratación de al menos 130 personas, habilitación de 32 oficinas, una por cada entidad, compra de equipo de cómputo para el manejo de una base de datos biométricos de 120 millones de usuarios, con una base espejo en otra ciudad, y equipo para enfrentar los ciberataques.

El IFT tendrá, por lo pronto, que emitir los lineamientos para que las empresas recaben los datos biométricos de sus usuarios.  La gran preocupación no sólo es el manejo confiable de nuestros datos, sino también el temor de que se nos pueda responsabilizar si se comete un delito de extorsión si nos roban o perdemos el teléfono.

  • TELEVISA, ACCIÓN GANADORA DE LA SEMANA

El Premio Naranja Dulce es para Emilio Azcárraga, presidente de Grupo Televisa, y para sus copresidentes ejecutivos, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, por el convenio con Univision para crear la empresa  más grande de contenidos en español en el mundo: Televisa-Univision, y lanzar una nueva plataforma streaming con el ambicioso objetivo de llegar a un mercado potencial de 600 millones de hispanoparlantes en el mundo.

Las acciones de Televisa subieron tres del anunciado 30.95% y fueron las de mayor ganancia en la semana al cerrar en 52.09 pesos. La operación, en espera de ser aprobada por las autoridades de Estados Unidos y de México, representará para Televisa un ingreso de 4,800 mdd.