Resolver interferencia en banda de 3.5 GHz podría reducir el espectro para subasta 5G en Brasil

El Comité de Uso de Espectro y Órbita recomienda que se adopten “condiciones más estrictas” para 5G en esta banda y una banda de protección que puede tener de 20 a 40 MHz adicionales, lo que reduciría la porción disponible en la subasta.

0
383

El Comité de Uso de Espectro y Órbita (CEO) de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) publicó dos estudios internos sobre la coexistencia de antenas parabólicas con operaciones 5G en la banda de 3.5 GHz. Y los resultados indican que, aunque es posible que los servicios coexistan, sólo ocurrirá sin sufrir interferencia si se adoptan medidas mucho más rígidas, lo que limitará el tamaño de la banda que se ofrecerá a la venta.

En una nota, el CEO admite que “la coexistencia de los sistemas puede ser factible”, pero para eso será necesario adoptar algunas medidas. Entre ellos, el Comité recomienda expresamente dos: que se adopten “condiciones más estrictas” para 5G en esta banda, y una banda de protección que puede tener de 20 a 40 MHz adicionales, lo que, en consecuencia, reduciría la porción disponible en la subasta.

Las condiciones más estrictas incluyen medidas como un portador más pequeño, menor potencia, mayor distancia entre estaciones, instalación de mamparos, etc. El aumento en la banda de guarda se explica por sí mismo y ocurriría en los 100 MHz ya previstos entre 3.7 y 3.8 GHz. Pero el trabajo en su conjunto señala la reanudación del plan para migrar la recepción de antenas parabólicas a la banda Ku (por encima de 10 GHz).

Recomendado: Operadores y fabricantes proponen cambios para subasta 5G en Brasil

En la práctica, las pruebas de la Anatel indican que los datos utilizados por los operadores de telecomunicaciones para convencer a las emisoras de TV de que firmen un acuerdo para el uso de filtros eran demasiado optimistas. La solución con filtros sería mucho más asequible. Las proyecciones indican que instalar LNBF (Low Noise Block Feedhorn, un componente del sistema receptor) en antenas parabólicas costaría alrededor de 500 millones de reales, mientras que la migración a la banda Ku podría alcanzar 8 mil millones de reales.

Debido a las medidas sanitarias adoptadas para combatir la propagación del Covid-19, el Comité tuvo que suspender la etapa de pruebas de campo antes de realizar todas las pruebas programadas. Sin embargo, indicó que tan pronto como la situación sanitaria lo permita, las pruebas se reanudarán y concluirán adecuadamente, lo que probablemente tomará entre cuatro y seis semanas de trabajo.

Recientemente, el Presidente de la Anatel, Leonardo Euler de Morais, admitió que puede haber un retraso en el cronograma para el lanzamiento de aviso para la subasta de 5G, programado para finales de este año, ante los problemas derivados de la pandemia de Covid-19 y la estrategia de mitigación para la interferencia del uso de la banda de 3.5 GHz.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here