La Jornada – Julio Gutiérrez

Los bancos grandes del país no se han sumado a las pruebas piloto del nuevo producto de cobros y pagos electrónicos, Cobro Digital (CoDi), el cual pone en marcha el Banco de México (BdeM).

El director del sistema de pagos del banco central, Miguel Ángel Díaz, detalló que actualmente, solamente dos bancos pequeños y dos sociedades financieras populares se encuentran operando en el canal de micropilotos, y aunque las entidades financieras de mayor tamaño están interesadas en sumarse a la brevedad, sus procesos de desarrollo tecnológicos son más lentos que los de participantes con menor tamaño.

Son cuatro participantes que han estado activamente: Banco del Bajío, Banregio, Fincomún y ASP. Esos son los que han tenido más avance y han tenido mayor números de pruebas. Ya han realizado entre sí muchas operaciones interinstitucionales. La finalidad es identificar si existe algún tema operativo que se pueda modificar antes del piloto más grande que se pondrá en marcha en los próximos meses. Lo que hemos visto es que algunos de los más pequeños tienen mucha agilidad para poder realizar pagos de trabajo de una manera muy rápida, dijo.

Díaz Díaz, expuso que hasta el momento no se puede garantizar que todos los bancos operen con CoDi desde septiembre, aunque ello será obligatorio para las entidades con al menos 3 mil cuentas.

El Banco de México tiene listo esto ya desde hace unos meses, la infraestructura ya existe y está disponible, pero el tema es cómo se van a ir subiendo las diferentes instituciones. Yo no puedo garantizar que todas las instituciones vayan a estar listas, aunque es obligatorio, detalló.

CoDi es un medio de pagos y cobros electrónicos que operará con los canales del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) y mediante un código QR permitirá hacer transacciones por hasta 8 mil pesos buscando reducir el uso de dinero efectivo.

El director de sistemas de pagos dijo que en esta semana se emitirán las reglas de operación en el Diario Oficial de la Federación.

Jorge Noguera, presidente y director de Mastercard para México y Centroamérica, aseguró que si se busca reducir el uso del dinero físico, los pagos digitales deben ser tan seguros como las transacciones con efectivo.

Es nuestro deber y responsabilidad garantizar que el ecosistema de pagos digitales tenga el mismo nivel de seguridad confiabilidad y experiencia de usuario que hoy tiene el ecosistema físico, tenemos que hacerlo juntos, refirió.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here