Revive movimiento sindical de Amazon en Alabama

187

En abril, los empleados del centro de distribución de Amazon en Bessemer, Alabama, votaron por rechazar la creación de un sindicato laboral. En ese momento, los activistas sindicales acusaron a Amazon de interferir ilegalmente con el voto del sindicato.

Ahora, un funcionario de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) les dio la razón a los activistas y recomendó celebrar una nueva elección, porque Amazon violó las leyes laborales de Estados Unidos al interferir “con la elección libre y sin coacción de sus empleados en la elección de abril”, según informó el New York Times.

El Sindicato de Tiendas Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes (RWDSU), que encabezó la campaña de sindicalización en Bessemer, dijo que Amazon amenazó a los trabajadores con despidos e incluso con cerrar el almacén si votaban a favor del sindicato.

El RWDSU también acusó a Amazon de haber intimidado a los trabajadores al instalar una de las urnas de votación en un estacionamiento de empleados, justo debajo de una cámara de seguridad de Amazon y sin la autorización de la NLRB. Esto generó una impresión de “vigilancia” en los votantes.

La NLRB se ha puesto del lado del sindicato y dijo que ha recibido pruebas contundentes de que Amazon trató de interferir ilegalmente e intimidar a los trabajadores mientras buscaban ejercer su derecho a formar un sindicato, un derecho protegido por la Sección 7 de la Ley Nacional de Relaciones Laborales.

“Apoyamos la recomendación del oficial de audiencias de que la NLRB deje a un lado los resultados de las elecciones y dirija una nueva elección”, dijo el Presidente del sindicato, Stuart Appelbaum, en un comunicado.

Mientras tanto, Amazon está listo para seguir luchando en contra del sindicato. En un comunicado, el gigante del comercio electrónico dijo que sus empleados “votaron abrumadoramente a favor de una conexión directa con sus gerentes y la empresa. Su voz debe ser escuchada por encima de todo, y planeamos apelar para asegurarnos de que eso suceda”.

Tanto Amazon como RWDSU pueden presentar una apelación a la recomendación del oficial de audiencias. Mientras que la NLRB debe revisar las recomendaciones y emitir una decisión para ordenar una nueva elección. 

Sin embargo, el resultado final podría tardar meses y muchos creen que incluso si se repite la elección, Amazon podría volver a ganar dada la alta rotación de trabajadores en los almacenes de la empresa, lo que dificulta que los esfuerzos sindicalistas ganen fuerza.