La Tribuna, Saraí Alvarado

Los usuarios de internet en el país, son presas fáciles de los “ciberdelincuentes” ya sea por ignorancia, “confianza” o porque no utilizan programas de seguridad digital, incluso las empresas grandes y pequeñas, dudan en invertir en Software de protección de sus contenidos, antivirus ya sea por “ahorro” o por considerar que no es una necesidad urgente porque nunca han experimentado algún problema, por lo menos que se hayan dado cuenta.

Los expertos en ciberseguridad lamentan esos criterios y también la falta de sentido común de los usuarios de internet que en la elaboración de sus contraseñas escriben “123” o “abc” como para ingresar en cuentas bancarias tambien se colocan en vulneración y curiosamente hasta autoridades a cargo de oficinas estatales que manejan información de caracter de seguridad del Estado, no tienen la menor prevención.

Ese rezago también se refleja en cifras de denuncia en la Fiscalía Especial de Propiedad Intelectual y Seguridad Informática, creada en el MP en 2016 y en donde se registran cero denuncias de víctimas de ciberdelincuentes o ciberataques, pese a que los hay por esta y otras razones, se coloca a Honduras a “700 años web” de retrazo en materia de Seguridad Digital.

El presidente de la Academia Nacional de Ciencias de Honduras, Mario Lanza, en torno a la operatividad de la ciberdelincuencia, apoyado en sus estudios y experiencia afirmó que el país es “terreno fértil” para delincuentes que operan usando el Internet y que a los tomadores de decisiones poco o nada les importa la temática, inclusive ya sea por ignorancia o falta de cultura no han comenzado a tomar las medidas urgentes de protección no solo al ciudadano; sino al Estado mismo respecto a la información y el cuidado de la data.

“Estamos en peligro inminente por la operatividad de grandes potencias que tienen a expertos hackers (persona capaz de introducirse en sistemas informáticos ajenos) y crackers (personas que se introducen a sistemas informáticos con fines ilícitos) que saben que Honduras es terreno fértil para cometer toda clase delitos, incluyendo lavado de activos electrónico y demás”, expresó.

El también físico computacional, aseguró que los delitos que están ocurriendo en Honduras ahora mismo y estan en plena impunidad con el uso de internet, son: robo de información, suplantación de identidad, trasferencias electrónicas, robo de información sensible ya sea industrial o de seguridad y ataques de vulnerabilidad de la infraestructura tecnológica, “esto va más allá de lo que se habla actualmente respecto a redes sociales y supuestos “piratas” cibernéticos que trastocan perfiles de cuentas, estamos hablando de algo que merece importancia, no de entretenimiento”, alertó.

Recordó que en 2007 dio una capacitación a los operadores de justicia del Ministerio Publico (MP) y a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) sobre análisis computacional forense y herramientas de defensa y uno de los temas principales fue la custodia de evidencias digitales, que debe de haber un proceso en el manejo debido y los errores comunes que se cometen en ese manejo de evidencias y parece como que se haya congelado el tiempo ya que desde hace doce años no ha pasado nada de avance de estos temas y llevados a la práctica.

“Así como el país ha sido terreno fértil para el lavado de activos y narcotráfico, así estamos en el tema electrónico, informático incluso las guerras ya no son ni serán físicas; sino electrónicas, hacia eso vamos el control electrónico es un poder. Siempre los que atacan en materia de tecnología, van un paso más adelante de los que se defienden, estamos atrasados, la gente cree que esas cosas no pueden pasarle cuando se habla de extorsión electrónica u otro tipo de amenazas que ya estan ocurriendo”, explicó tal como suele hacerlo en varias conferencias internacionales en relación a la Fisica e Informática .

Por esa situación es que insistió que el retrazo calculado en seguridad digital “es de 750 años web que equivale más o menos a siete años y medio de la actualidad, es decir a punto de desconectarnos de la vida, estamos con un respirador artificial solo esperando que alguien nos desconecte y si se nos va la luz con un respirador artificial qué significa, no va a funcionar, por eso el problema debe verse de manera integral porque esa es la situación de Honduras respecto a esta temática”.

VULNERACIONES A EMPRESAS EN HONDURAS
En torno a las amenazas que existen, según datos del reporte de seguridad de la Compañia de Seguridad Informática ESET (Security Report 2018), que todos los años elabora esta clase de documentos que recopilan las respuestas de más de 4500 ejecutivos, técnicos y gerentes de más de 2500 empresas de distintos países de América Latina, quienes explican cuáles son sus principales preocupaciones, qué incidentes sufrieron y qué controles implementaron, Honduras proyecta datos de vulneraciones a personas individuales, empresas y medianos emprendimientos a tomar en cuenta.

Este informe permite comprender cuál es el estado de la seguridad de la información en las empresas de Latinoamérica y conocer qué acciones están llevando a cabo para proteger su infraestructura y activos. El informe detalla los tipos de amenazas qué más preocupación generan, los vectores de infección más comunes sufridos por las empresas, qué tipos de controles y soluciones de seguridad son los más implementados y un análisis sobre el estado de situación de la seguridad de la información en la región.

En el caso de Honduras, “si hablamos por un lado de lo que son las preocupaciones en cuanto a las amenazas cibernéticas, a la cabeza están las vulnerabilidades de software y sistemas con un 27,5 por ciento, infecciones con contenido malicioso 26,5 por ciento y el acceso indebido al sistema con un 2, 8 por ciento”, detalló el experto en seguridad informática de ESET Latinoamérica, Luis Lubeck.

Pero, “si hablamos de los incidentes reportados es decir acciones llevada a cabo están las infecciones por “Malware” ( abreviatura de “Malicious software”, término que engloba a todo tipo de programa o código informático malicioso cuya función es dañar un sistema o causar un mal funcionamiento) se registró un 34 por ciento, acceso indebido a los sistemas informáticos con un 17 por ciento y explotación de vulnerabilidades con un 10 por ciento es decir ataques que lograron ingresar a partir con un software desactualizado o por algún otro motivo de vulnerabilidades encontradas en último momento”, amplió.

Ante esta situación, según el fiscal especial Neldin Fúnez de la Fiscalía Especial de Propiedad Intelectual y Seguridad Informática del Ministerio Público (MP) , existe no solo ignorancia en los delitos cibernéticos a nivel de país; sino también desconfianza de los usuarios de la red en el sistema judicial y hasta por pena o vergüenza de las víctimas en internet no denuncian hechos que podrían ser constitutivos de delito, aun cuando el Código Penal apenas cuenta con algunos apartados en relación a fraudes y daños.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here