La legislación que pretende exigir que todos los teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras y televisores inteligentes vendidos en Rusia tengan preinstalado un software nativo nacional, fue pospuesta por el gobierno hasta el 1 de enero de 2021. La fecha previa había sido agendada para el 1 de julio de 2020, informó la agencia de noticias TASS.

El aplazamiento fue declarado por la Cámara Baja del gobierno ruso en atención al estado de emergencia sanitario por la pandemia del COVID-19.

El proyecto de ley obtuvo la aprobación de la Cámara Baja del Parlamento ruso en 2019; su objetivo es ayudar a startups rusas a competir con empresas extranjeras, informó Reuters.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here