Salud mental, nueva preocupación para las empresas en la era digital

337

El sector de las TIC constituye una parte importante de la economía de la Unión Europea. En 2015, representó aproximadamente 4 por ciento del PIB y dio empleo a más de 6.3 millones de personas.

De acuerdo con datos de The Telegraph, el desarrollo del sector TIC promoverá prácticas de trabajo en casa, mejor conocidas como home office, gracias a que promueven la reducción de costos para las empresas, aumentan la productividad y ayudan a mantener al talento dentro de la organización, sin importar su lugar de residencia.

Sin embargo, con el desarrollo de la era digital, los centros de trabajo tendrán que implementar medidas para mantener el bienestar de sus trabajadores.

Al respecto, la Federación Sindical Europea para el sector de servicios, y su socio social, ETNO, la asociación que representa a los principales proveedores europeos de servicios y redes digitales, presentaron un informe en el cual destacan algunas características que los empleadores deben implementar con las nuevas dinámicas de trabajo:

Organización. La forma como esté planificado, organizado y gestionado el trabajo es vital para una buena salud mental. Es necesario que las tareas se planifiquen de modo que sean realizables, seguras en cuanto a su ejecución y (dentro de lo posible) gratificantes para la persona que las lleva a cabo.

Liderazgo. Un buen líder contribuye no sólo en el desarrollo de la empresa, también en la creación de valor, bienestar y seguridad, y para un buen entorno de trabajo. El liderazgo transformacional es un estilo de liderazgo que puede inspirar cambios positivos en aquellos que lo siguen. Los líderes transformacionales, por lo general, son enérgicos, entusiastas y apasionados. Estos líderes no sólo se preocupan del proceso y participan en él; además se centran en ayudar a que cada miembro del grupo también tenga éxitoConocer a los empleados. Algunos tipos de personalidad son más vulnerables a las presiones que otros, pero nadie es inmune al deterioro de la salud mental. Adoptar unas conductas relativamente sencillas y replantearse algunas actitudes puede tener un efecto beneficioso para todos, independientemente de la personalidad subyacente o el estado de salud mental; el efecto protector no es de ningún modo perfecto, pero puede ayudar a reducir los riesgos y atenuar su gravedad.