Samsung anuncia que ganará un 60% menos en el primer trimestre

511

Expansión

La tecnológica surcoreana prevé obtener unos ingresos de 6,2 billones de wones (4.885 millones de euros) en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, un 60,3% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Samsung Electronics ha desvelado hoy las previsiones de resultados del primer trimestre. En este periodo, la compañía habría registrado un importante descenso tanto en sus ingresos como en su resultado neto.

El fabricante de tecnología coreano anticipó que sus ventas entre enero y marzo alcanzarán unos 52 billones de wones (40.722 millones de euros), cifra que representa una bajada del 14,1% en relación a la facturación de la compañía en el primer trimestre de 2018.

La compañía surcoreana había advertido a finales del pasado marzo de que su beneficio del primer trimestre de 2019 no cumpliría las expectativas del mercado como consecuencia de la caída de los precios y la demanda en sus negocios de pantallas y memorias.

“Debido a la debilidad del entorno en los negocios de pantallas y memorias, las ganancias de la compañía no alcanzarán las expectativas del mercado”, informó Samsung Electronics.

En este sentido, el fabricante del ‘Galaxy’ anticipó un deterioro de la rentabilidad de su negocio de pantallas como consecuencia de la tendencia a la baja de los precios, así como por la menor demanda de los clientes y la competencia en precios.

Asimismo, la multinacional reconoció la debilidad de la demanda en su negocio de memorias como consecuencia de la temporada baja, así como de los descensos de precios en parte de los productos.

En este sentido, el gigante de Suwon expresó la necesidad de reforzar la diferenciación de sus productos a partir del liderazgo tecnológico, así como de mejorar la competitividad de costes de la compañía mediante una gestión eficiente de los recursos.

Samsung cerró el ejercicio 2018 con un beneficio neto récord de 44,34 billones de wones (34.595 millones de euros), un 5% más que el resultado obtenido el año anterior. No obstante, ya en el último trimestre de este ejercicio, su beneficio cayó un 31% por las menores ventas de móviles y memorias.