Samsung busca aprovechar situación de Huawei con inversión en equipos 5G

564

Con el objetivo de aprovechar los temores de seguridad que recaen sobre Huawei, Samsung invierte recursos en sus equipos de redes de telecomunicaciones y buscará consolidarse como un proveedor de primer nivel para redes inalámbricas 5G, así lo informan funcionarios de la empresa.

Para ello, planea invertir 22 mil millones de dólares en tecnología móvil 5G y otros campos como Inteligencia Artificial, biofarma y componentes electrónicos para automóviles durante tres años.

Además, ha trasladado a gerentes de alto rendimiento y numerosos empleados a la división de red desde la unidad de telefonía.

Jay Y. Lee, heredero de Samsung, aprovechó la visita del primer ministro de Corea del Sur, Lee Nak-yeon, a su división de red y le solicitó ayuda para reclutar ingenieros de alto nivel. Orange realizará sus primeras pruebas 5G en Francia con Samsung, a pesar de que Huawei es su principal proveedor de equipos.

En un comunicado enviado a Reuters, se dio a conocer que en la India Samsung está en conversaciones con Reliance Jio para actualizar su red a 5G, convirtiéndose en proveedor clave para el operador emergente.

Algunos operadores advierten que Samsung podría tener problemas para desarrollar una organización global de ventas y soporte.

Además de enfrentarse a la escasez de ingenieros de software en Corea del Sur, Kim Young-woo, analista de SK Securities, espera que Samsung contrate entre mil y mil 500 personas para equipos de red 5G este año.

Samsung declinó comentar sobre los planes de contratación.

“La forma como las empresas de telecomunicaciones compran productos y servicios a sus proveedores exige mucho tiempo y recursos. Ericsson y Nokia tienen alrededor de 100 mil empleados y Huawei el doble”, dijo Bengt Nordstrom, CEO de Northstream.

La visión de Samsung es a largo plazo, por lo que acordó extender su asociación con el Comité Olímpico Internacional hasta 2028 y amplió su patrocinio a la tecnología 5G para no dejar su lugar de patrocinio abierto a los rivales chinos.