Samsung logró ganar un pedido por 6 mil 640 millones de dólares para proporcionar equipos de red 5G a Verizon en Estados Unidos. El operador era uno de los principales clientes de Nokia, pero en esta oportunidad, prefirió a la firma surcoreana.

Según publicó Reuters, la pérdida para Nokia se produce después de que su nuevo Director Ejecutivo, Pekka Lundmark, asumiera el cargo principal en agosto, pero fuentes dijeron que las negociaciones estaban en curso antes de que asumiera el cargo. Las acciones del proveedor finés cayeron 1 por ciento tras el anuncio.

“Con este último contrato estratégico a largo plazo, continuaremos ampliando los límites de la innovación 5G para mejorar las experiencias móviles para los clientes de Verizon”, dijo Samsung en un comunicado, sin dar mayores precisiones sobre los términos del contrato.

Las perspectivas globales de Samsung para su negocio de redes han mejorado tras las sanciones de Estados Unidos a su rival más grande, Huawei, según afirmaron analistas. Verizon confirmó meses atrás que ya no usa equipos de la compañía china.

Samsung tenía una participación de 3 por ciento del mercado global de equipos de telecomunicaciones en 2019, detrás del número 1, Huawei, con un 28 por ciento; el 16 por ciento de Nokia; el 14 por ciento de Ericsson; el 10 por ciento de ZTE; y el 7 por ciento de Cisco, según la firma de investigación de mercado Dell’Oro Grupo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here