Samsung realizará inversión para fabricar chips; Corea del Sur quiere ser la mayor potencia de semiconductores de la década

El gobierno de Corea del Sur y la compañía tecnológica Samsung anunciaron sus ambiciosos planes para convertirse en potencias productoras de chips.

451

Este 13 de mayo, Samsung Electronics Co. anunció una inversión total de 171 billones de wones (alrededor de 151 mil millones de dólares en los sectores de chips lógicos y fundición durante esta década.

El ascenso de Samsung en la carrera tecnológica de los chips

El último plan de inversión amplía la visión de semiconductores que el gigante tecnológico surcoreano presentó en 2019, en el que se comprometió a invertir 133 billones de wones (117 mil 387 millones de dólares).

No obstante, en este 2021, motivado por la escasez global de semiconductores, que afecta a las industrias automotriz y electrónica, Samsung, el mayor fabricante de chips de memoria del mundo, decidió añadir 38 billones de wones surcoreanos (33 mil 539 millones de dólares) para cumplir con su meta de convertirse en el mayor productor de chips lógicos del mundo en 2030.

El plan de Samsung también surge como una respuesta a las acciones implementadas por sus principales competidores, como Taiwán Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC), cuyo Consejo de Administración recientemente aprobó una inversión de 100 mil millones de dólares para aumentar su capacidad de producción durante los próximos tres años.

Con el aumento de la inversión, el gigante tecnológica espera contribuir a garantizar la cadena de suministro de la industria, en medio de las preocupaciones que aquejan a los gobiernos de diferentes regiones y países del mundo, como la Unión Europea, Taiwán y Estados Unidos, sobre la escasez de componentes.

Hace un par de meses, Samsung anunció sus planes para construir una nueva planta de chips en EE. UU., que se cree que estará centrada en la fundición. La compañía ya tiene una planta de fabricación en Austin, Texas, pero quiere construir otra para ser más competitiva frente a TSMC.

Corea del Sur, su plan para convertirse en potencia mundial de chips

El mismo jueves, Corea del Sur, el país de origen de Samsung, anunció que planea brindar incentivos fiscales y subsidios estatales masivos a los fabricantes de chips para alentarlos a gastar un total combinado de 510 billones de wones (453 mil millones de dólares) para 2030. 

Con estas medidas, incluidas en el denominado Plan Surcoreano de Semiconductores (K-semiconductor blueprint), el país asiático aspira a convertirse en la principal potencia global tanto en la fabricación de chips de memoria como en los semiconductores para sistemas.

El Ministerio de Comercio, Industria y Energía adelantó que, en el marco de este plan, el gobierno surcoreano también elaborará un presupuesto de 1.5 billones de wones (mil 327 millones de dólares) para impulsar el desarrollo de semiconductores de potencia y chips de Inteligencia Artificial (IA) de última generación.

Con estas medidas, Corea del Sur espera aumentar más del doble sus exportaciones anuales de chips, de los casi 100 mil millones registrados en 2020 a 200 mil millones de dólares en 2030.

Durante la visita a una fábrica de Samsung en Pyeongtaek, el Presidente surcoreano, Moon Jae in, destacó que, durante los últimos dos años, la industria de semiconductores ha transitado de la competencia entre empresas a la competencia entre países.

El presidente declaró que Corea del Sur “superará la fuerte ola de reorganización de las cadenas de suministro mundiales” mediante su plan de semiconductores, el cual conjuntará los esfuerzos de los sectores público y privado.

Y, finalmente, tras citar el apoyo de algunos países hacia sus industrias de chips, como subsidios y exenciones fiscales, el mandatario aseguró que el gobierno también apoyará a las empresas surcoreanas a fin de convertir a Corea del Sur en una potencia de semiconductores.