La Nación

ace 25 años las universidades argentinas se conectaron por primera vez a Internet mediante un enlace digital, un paso que permitió ampliar la conectividad en el ámbito académico y comercial. Hasta entonces, el único servicio que se utilizaba desde la década del 80 era el correo electrónico, como señala el comunicado publicado por NIC Argentina, el organismo gubernamental que administra el dominio de nivel superior .ar.

El enlace digital se concretó en los primeros días de abril de 1994 gracias al trabajo de un grupo de estudiantes y especialistas que lograron establecer la conexión mediante Telintar, un enlace satelital provisto por las compañías de telecomunicaciones Telecom y Telefónica que se instaló en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires.

“Fue una emoción terrible cuando hicimos el ping para conectarnos a Telintar y luego en Exactas”, dijo Nicolás Baumgarten, actual consultor en Pert Consultores y uno de los pioneros de las primeras conexiones estblecidad en la Argentina.

De forma previa, la Argentina se conectó a Internet cuando el router configurado en la sede de Cancillería se comunicó con su par ubicado en Maryland, Estados Unidos, el 17 de mayo de 1990. Y un par de años más tarde, en 1993, la Web lograba tomar vuelo propio y se convertiría en el servicio que fue la punta de lanza del despliegue y adopción de Internet en todo el mundo.

El primer enlace digital a Internet en la Argentina en 1994 fue el primer paso para que el resto de las universidades argentinas y organismos gubernamentales se sumaran a Internet, una medida que contribuyó a bajar los costos de conexión y aumentar la velocidad. En 1994, a su vez, fue el año que nació NIC Argentina, el organismo que se encargó de llevar el incipiente pero demandado registro de los dominios .ar.

Después de este hito, un año más tarde, en abril de 1995, se comenzó a vender las primeras conexiones comerciales a Internet en la Argentina.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here