Searchlight y ForeLight se convierten en dueños mayoritarios de Univision

Televisa se queda con 36% de participación y seguirá proveyendo de sus licencias de contenido.

393

Searchlight Capital Partners y ForgeLight LLC anunciaron que concluyó el proceso de adquisición del 64 por ciento de participación de Univision, mientras que Grupo Televisa mantendrá su participación de 36 por ciento.

Los nuevos dueños dieron a conocer que Grupo Televisa convertirá sus instrumentos con derecho de suscripción en acciones “warrants” en acciones de la compañía.

Asimismo, dijeron que Televisa también conservará su Acuerdo de Licencia de Programación, por lo que seguirá como socio estratégico en el ámbito de la producción de contenido.

Fue en febrero de 2020 cuando las tres compañías anunciaron el acuerdo de compra-venta en las condiciones ya mencionadas.

Grupo Televisa ostentaba el 49 por ciento de Univision desde 2017, cuando la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos aprobó que la empresa mexicana concentrara tal participación.

Ello quiere decir que Televisa se deshizo de 13 por ciento de sus acciones en Univision, mientras que el resto fue adquirido de otros inversionistas como Madison Dearborn Partners, Providence Equity Partners, TPG, Thomas H. Lee Partners y Saban Capital Group, que en conjunto tenían una participación del 51 por ciento.

Wade Davis, quien es fundador y director General de ForgeLight, asumió ya la posición de  director General de Univision a partir del cierre de la transacción.

Asimismo, los nuevos dueños mayoritarios revelaron que aunque el acuerdo de licencias de Televisa seguirá vigente, realizarán producciones propias, además de que trabajarán en el mejoramiento de su plataforma digital.

Sin embargo, advirtieron que los resultados reales de sus proyecciones podrían variar significativamente debido a las condiciones económicas y políticas; incertidumbre en los mercados financieros globales; el impacto de la pandemia por la Covid-19; cambios en tasas de inflación; cambios en tasas de interés; el impacto de leyes y regulaciones existentes, modificaciones a las mismas o la imposición de nuevas leyes o regulaciones que afecten sus negocios, actividades e inversiones; cambios en la demanda de consumidores; y efectos de la competencia.

Bloomberg dio a conocer en febrero pasado que los compradores pagaron un estimado de 800 millones de dólares, aunque el monto no fue revelado de manera oficial.