Seguridad y sostenibilidad serán diferenciadores clave de 6G: ABI Research

345

Aunque durante 2020 se registraron los primeros lanzamientos comerciales de redes 5G alrededor del mundo, la industria de las telecomunicaciones ya ha comenzado a explorar las posibilidades que ofrecería la siguiente generación celular, a ser conocida como 6G. Un nuevo informe de ABI Research estima que los estándares podrían estar listos en 2026, con los primeros lanzamientos a ser realizados en 2028.

ABI Research destaca que la industria y la academia han comenzado a imaginar cómo se vería implementada la sexta generación de telecomunicaciones inalámbricas hacia 2030, que podría centrarse en la mejora de seguridad de datos, privacidad y sostenibilidad energética. Estas características permitirían que 6G sea un sistema completamente nuevo de comunicación y no sólo una mejora sobre 5G, señala la consultora.

Entre las principales aplicaciones se encuentra X Reality (XR), que sería una combinación de Realidad Virtual con Realidad Aumentada, en la que 6G podría crear un entorno real y virtual mixto en tiempo real o interacción hombre-máquina en tiempo no real. 

“Las capacidades de autoorganización y autorreparación de una red para respaldar la conducción autónoma, el enjambre de drones y las redes omnipresentes también son fundamentales para reducir el tiempo y el costo de la implementación de la red y ofrecer una mayor cobertura móvil”, señala Jiancao Hou, analista senior de infraestructura de red móvil y 5G en ABI Research.

La consultora explica que 5G está diseñado para proporcionar una tasa de datos máxima de 20 Gigabits por segundo (Gbps) y una tasa de experiencia de usuario promedio de 120 Megabits por segundo (Mbps). Para el caso de 6G, dichas métricas podrían brincar a 1,000 Gbps y 1 Gbps, respectivamente, para admitir aplicaciones como XR y comunicaciones holográficas, donde las comunicaciones en THz pueden jugar un papel vital debido a su ancho de banda extremadamente amplio.

La tecnología full-duplex en banda permite que los nodos de comunicación aprendan o detecten otros canales disponibles mientras transmiten datos, lo que acorta la latencia y mejora la eficiencia del espectro.

La tecnología de Inteligencia Artificial (IA)/Machine Learning (ML), que tendría ya aplicaciones en 5G, pero que al combinarlo con la computación distribuida, se espera que el rápido crecimiento del volumen de datos y la arquitectura de red altamente compleja prevista en 6G sean procesadas y gestionadas fácilmente para satisfacer las necesidades de conectividad dinámica.

Desde 2018, el programa insignia 6G en Finlandia, dirigido por la Universidad de Oulu, comenzó a validar la investigación teórica y a proporcionar prototipos. Muchos otros países, incluidos China, Corea del Sur, Japón, la Unión Europea y Estados Unidos también lanzaron proyectos, programas y alianzas para remodelar el marco 6G y el enfoque comercial principal.

Las autoridades de normalización, como la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE), también han mostrado un gran interés en respaldar posibles estudios de requisitos y casos de uso de 6G.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos ha abierto un espectro de 95 Gigahertz (GHz) a 3 THz para ofrecer una licencia de 10 años para que las empresas prueben y verifiquen sus posibles nuevos productos y servicios para 6G.

“La complejidad del procesamiento y el consumo de energía de los dispositivos y el hardware de infraestructura son los principales factores que podrían limitar el progreso del desarrollo de las tecnologías inalámbricas avanzadas”, advierte Hou.

“La asignación dinámica de recursos informáticos y de espectro y los diseños de algoritmos de mitigación de interferencias altamente eficientes también son clave para ofrecer un servicio de red y una experiencia de usuario garantizados. Con la llegada de Big Data, computación y redes nativas de la nube, AI/ML y redes de código abierto, la seguridad y la privacidad de los usuarios se están volviendo incluso cruciales y serán bien abordadas por 6G”, concluye Hou.