De manera unánime, el Senado estadounidense aprobó un proyecto de ley que bloquea el uso de subsidios federales para comprar suministros de empresas consideradas como “una amenaza a la seguridad nacional”, como Huawei y ZTE. Para reemplazar esta tecnología, la legislación incluye crear un programa de reembolso de mil millones de dólares que se otorgarían a los pequeños operadores.

La nombrada Ley de Redes de Comunicaciones Seguras y Confiables ya fue autorizada por la Cámara de Representantes en diciembre del año pasado, por lo que sólo faltaría que el Presidente Donald Trump la firme para que entre en vigor, dando así otro duro revés a las compañías chinas.

El proyecto de ley determina que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) elaborará una lista de equipos que representen un riesgo para el país, los cuales serán vetados de futuras compras. Además, se implementará el programa de financiamiento dirigido a los pequeños proveedores para que eliminen cualquier equipo de Huawei o ZTE.

Los principales patrocinadores de la iniciativa son el Presidente del Comité de Energía y Comercio de la Cámara, Frank Pallone, y los legisladores Greg Walden (republicano, Oregon), Doris Matsui (demócrata de California) y Brett Guthrie (republicano, Kentucky). El bloque bipartidista busca que otros proveedores ingresen al mercado para sustituir a las tecnológicas chinas.

En paralelo, la FCC prohibió en noviembre que los operadores de redes rurales subsidiadas adquieran suministros de Huawei y ZTE, y está evaluando cuánto costaría sustituir por completo los equipos de estas empresas que ya están instalados.

Según la Asociación Inalámbrica Rural de Estados Unidos, alrededor de una cuarta parte de sus miembros utilizan tecnología de dichas firmas en sus redes, por lo que sería imposible cambiar los equipos sin ayuda gubernamental. Huawei presentó una demanda contra la medida de la Comisión, alegando que es injustificada y los más afectados serían las pequeñas empresas de telecomunicaciones; sin embargo, todo parece indicar que la ley seguirá su curso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here