Un grupo bipartidista de senadores de seguridad nacional presentó una legislación para alentar y apoyar la innovación de Estados Unidos en la carrera por el 5G, proporcionando más de mil millones de dólares para invertir en alternativas basadas en Occidente a los proveedores de equipos chinos Huawei y ZTE.

Según el texto, la actual Ley de Telecomunicaciones Estratégicas Aliadas fomenta la competencia con Huawei, que aprovecha el software estadounidense, acelerando el desarrollo de un modelo de arquitectura abierta (conocido como O-RAN), el cual permitiría a proveedores alternativos ingresar al mercado para componentes de red específicos. Sin embargo, las empresas estadounidenses y occidentales han estado perdiendo participación de mercado y empleos.

Los autores señalan que Huawei está cerca de convertirse en el proveedor comercial líder de 5G, con efectos de largo alcance para la seguridad económica y nacional de Estados Unidos.

“Con estrechos vínculos con el Partido Comunista de China, las empresas tecnológicas chinas dirigidas por el Estado presentan riesgos inaceptables para nuestra seguridad nacional y para la integridad de las redes de información a nivel mundial”, indican en la propuesta.

Y se destaca: “los esfuerzos de Estados Unidos para convencer a los socios extranjeros de prohibir a Huawei de sus redes se han estancado en medio de la preocupación por la falta de alternativas viables y asequibles”.

Recomendado: Asia-Pacífico liderará la adopción de tecnología 5G para 2024: GlobalData

El senador Richard Burr, presidente del Comité de Inteligencia del Senado, comentó: “La adopción generalizada de 5G tiene el potencial de transformar la forma en que hacemos negocios, pero también conlleva importantes riesgos de seguridad nacional. Esos riesgos podrían resultar desastrosos si Huawei, una compañía que opera a instancias del gobierno chino, los servicios militares y de inteligencia, puede tomar el control del mercado 5G sin control”.

El senador indicó que la legislación “ayudará a mantener la ventaja competitiva de Estados Unidos y a proteger nuestra seguridad nacional al alentar a los competidores occidentales a desarrollar alternativas 5G innovadoras, asequibles y seguras”.

Para concluir la propuesta,señalan que con la Ley de Telecomunicaciones de Aliados Estratégicos Utilizados podrían:

  • Requerir a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) que dirija al menos 750 millones de dólares o hasta el 5 por ciento de los ingresos anuales de la subasta en nuevas licencias de espectro subastadas para crear un Fondo de I+D (investigación y desarrollo) de O-RAN y así estimular el movimiento hacia una arquitectura inalámbrica basada en software, tecnologías y financiación de tecnologías innovadoras.
  • Crear un Fondo de Seguridad de Telecomunicaciones Multilateral de 500 millones, trabajando con socios extranjeros, disponible durante 10 años para acelerar la adopción de equipos confiables y seguros a nivel mundial y para alentar la participación multilateral.
  • Crear un plan de transición para la compra de nuevos equipos por parte de los operadores que será compatible con los equipos O-RAN que se aproximen, para que los operadores pequeños y rurales no se queden atrás.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here