Con una disminución en el costo del espectro radioeléctrico, podría aumentar la cobertura y la calidad de los servicios móviles en México, objetivos que se ha propuesto en materia de conectividad el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Así lo dijo a DPL News Lucas Gallitto, director de Políticas Públicas para América Latina de GSMA, luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) presentó el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, en donde se contempla el pronóstico de ingresos para el sector público.

México es un caso atípico en la región, porque 80 por ciento del costo total del espectro lo representa el pago por derechos anuales; por el contrario, en general en el resto de los países la condición se invierte: sólo 20, o incluso 10 por ciento se destina a las licencias anuales, mientras que la otra parte se paga al principio, explicó Gallitto.

Durante una subasta, los operadores desembolsan una cantidad de dinero, fijada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT); después, cada año tienen que pagar un monto anual por el espectro adquirido, el cual determinan la Cámara de Diputados y la SHyCP con base en el PEF.

El representante de la asociación de la industria móvil señaló que, si se fija un costo moderado del espectro, los usuarios conectados a 4G serían muchos más y se podría avanzar de manera más acelerada en el cierre de la brecha digital, debido a que las compañías de telecomunicaciones tendrían mayor capital para destinar a la inversión en infraestructura.

Aunque consideró que es más sencillo proporcionar los incentivos para que el sector privado invierta y desarrolle los servicios móviles, Lucas Gallitto dijo que todos los esfuerzos abonan a “conectar a los desconectados”, generando bienestar social, ya sea por medio de la Red Compartida o de la nueva estatal CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos.

“El tema del precio del espectro es un insumo más” del debate, indicó, y se deben tener en cuenta todas las opciones para llegar a más de 30 por ciento de la población que aún carece de acceso a Internet.

Cada país persigue diferentes metas en materia de conectividad. El gobierno de López Obrador se caracteriza por buscar maximizar el beneficio social, principalmente para las comunidades más marginadas. En línea con ello, Gallitto explicó que se debe analizar el impacto que genera la política pública sobre el sector en la vida de los mexicanos, y establecer medidas con base en eso.

Por ejemplo, en Colombia hace poco más de un mes entró en vigor la Ley de Modernización del sector TIC, bajo el principio de impulsar el progreso socioeconómico a través de la cobertura en zonas alejadas, en lugar de poner por delante los fines de recaudación por el recurso radioeléctrico, expuso.

De hecho, el gobierno colombiano planea no cobrar contraprestaciones a los operadores a cambio de que inviertan en las redes para llevar servicios a quienes carecen de ellos, y está diseñando un decreto de asociaciones público privadas para impulsar la inclusión digital.

La GSMA se reunió con el equipo de la Secretaría de Hacienda en México para discutir el asunto del costo del espectro. Pese a que se prevé que en esta ocasión “no sé vean resultados”, Lucas Gallitto afirmó que la dependencia está abierta a continuar con el diálogo, y vislumbra un “muy buen nivel de análisis” que podría abrir las puertas a una política espectral más asequible.

5G

Hace unos días, el IFT lanzó una consulta pública sobre las frecuencias de bandas de espectro para el despliegue de 5G en el país, el cual se proyecta que inicie el año siguiente.

Al respecto, el directivo citó los ejemplos europeos de Italia y Alemania, donde los gobiernos recaudaron 6 mil 550 millones y 6 mil 549 millones de euros, respectivamente, en las subastas de espectro para la nueva red móvil.

Dichos procesos “fueron diseñados para que haya perdedores y ganadores”, con una elevada recaudación. Pero si “los operadores se gastaron todo el músculo financiero en las licencias del espectro, ¿quién va a construir las redes?”, increpó.En ese sentido, la fijación de las tarifas espectrales, así como el manejo de las adjudicaciones serán clave para que México, y América Latina, caminen a paso firme hacia 5G, mientras que a la par se trabaja en conectar a millones de personas en las comunidades rurales del país, principalmente, puesto que la GSMA sostiene que el alto costo del espectro sí afecta a los consumidores, generando una cobertura deficiente, implementación deficiente de la red o fallas en la calidad de los servicios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here