Excélsior José de Jesús Guadarrama

Conectar a desconectados exige de modelos que garanticen la sostenibilidad, dado que no habrá dinero que alcance al gobierno para proporcionar conectividad para siempre, reconoció Salma Jalife, subsecretaria de Comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Al participar en panel inaugural Brecha Digital en México: Experiencias y Perspectivas de Política Pública, del Foro: ¿Cómo Conectar a los Desconectados? Recomendaciones para Cerrar la Brecha Digital en México, la funcionaria dijo que está en proceso de recopilar información y que hay empresas interesadas en participar, lo cual es muy importante dado que: “es necesario que estos modelos sean con la colaboración de las comunidades en las zonas en donde no hay cobertura, porque lo que requerimos es sostenibilidad. No habrá dinero que alcance en el Estado para poder cubrir al 100 por ciento de la población (que hoy no tiene cobertura) durante toda la vida”.

Agregó que “aquí lo que necesitamos es construir una base sólida que permita que en el largo plazo estas comunidades puedan tener conectividad, pero también tener habilidades digitales”.

INCENTIVOS

Como apoyo, Salma Jalife destacó que un posible estímulo es el que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ha pedido a la Secretaría de Hacienda, en el sentido de que se ajusten los derechos que los concesionarios pagan por el uso y explotación del espectro radioeléctrico, así como el otorgamiento de ciertos beneficios a cambio de contribuir con la conectividad.

Entre los resultados del estudio del Global Economics Group, destaca que, si bien es verdad que la reforma propició una importante reducción de tarifas, el modelo aplicado ha provocado que los principales beneficiarios sean los consumidores de mayor poder adquisitivo, mientras que las clases con menores ingresos pagan mucho más.

Como porcentaje del ingreso, quienes gastan más en servicios móviles es el decil más pobre del país. Si comparamos el decil uno (10 por ciento más pobre) con el decil 10 (10 por ciento más rico), las diferencias son más de tres veces”.

Gabriel Contreras, presidente del IFT, se expresó en el sentido de que se requieren políticas públicas muy focalizadas, considerando que 37 por ciento de la población en el país no se conecta a internet por problemas de poder adquisitivo, y sólo el 2 por ciento no lo hace porque en la localidad en la que vive no hay servicios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here