Sin transformación digital en el gobierno, nada avanzará

0
79

Noticel Oscar J. Serrano

Un sistema diseñado simplemente para mover datos de un lado a otros sin haberse detenido a pensar cómo es que el ciudadano quiere el servicio para poder diseñarlo con el ciudadano como prioridad. El sistema colapsa y la agencia tiene que pagar más dinero de los contribuyentes para ponerle una curita que solo mantendrá el problema disimulado hasta la próxima crisis. Al final, al contribuyente, a todos nosotros, se nos van millones de dólares sin que esa inversión se note. En ese ciclo vicioso, hay gente ganando, pero esa gente no son los contribuyentes.

Esta descripción encapsula lo que vivieron cientos de miles de ciudadanos que el 3 de noviembre pasado intentaron acceder a la página de resultados electorales de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) y la encontraron colapsada durante horas. Un tiempo en el que se comenzó a esparcir la todavía no del todo aclarada neblina que rodea ese ejercicio electoral.

Pero, si lo lee atentamente, además de ser una descripción de lo que ocurrió el día de las elecciones generales, puede ser una descripción aplicable a casi cualquier acto de ejecución de un servicio público por parte del gobierno. Las buenas ejecuciones, como la aplicación de CESCO Digital o el nuevo Registro de la Propiedad, se pueden contar con los dedos de la mano y son más raras que el tránsito de Venus, las demás son un ramillete de frustración y desperdicio del escaso dinero público.

Gincarlo González Ascar miró de cerca los problemas que tiene el gobierno para desarrollar soluciones efectivas para los ciudadanos cuando sirvió como Principal Oficial de Informática del Gobierno de Puerto Rico entre 2013 al 2015. Y ahora publicó un libro que, aunque limita su enfoque al área de tecnología y digitalización, realmente diagnostica una forma de actuar a nivel de todo el aparato de gobierno que, si no se cambia, nos dejará lapachando en el mismo charco no importa quién gobierne.

El libro “De la intención a la acción: Un plan para la digitalización de Puerto Rico” es un trabajo pragmático que sirve de referencia para la formulación y ejecución de política pública gubernamental en el área digital con impacto potencial en todos los servicios ciudadanos. Es ingeniosamente interactivo y tiene recomendaciones aplicables de inmediato basadas en ejemplos reales. Es lectura obligada para todo el que fue electo en las elecciones del 3 de noviembre pasado y tenga la intención de realmente mover a Puerto Rico, aunque sea un poquito, a la modernidad sin repetir los errores del pasado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here