SIP condena agresiones contra periodistas y corte de Internet durante protestas en Cuba

154

Cibercuba

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó este lunes la represión de las autoridades cubanas contra los periodistas independientes durante las protestas cívicas de este domingo.

También denunció la interrupción del servicio de internet y el llamado al uso de la fuerza, con la clara intención de “cercenar las libertades de asociación, de prensa y expresión” por parte del gobernante Miguel Díaz-Canel, en un comunicado difundido en su página oficial.

“Durante las protestas sociales, que grupos de ciudadanos efectuaron en diversas localidades y provincias del país, fueron agredidos y arrestados en forma arbitraria varios periodistas, desconociéndose la cantidad de aquellos que fueron censurados”, expuso la SIP.

La organización expresó su desacuerdo también con la confiscación de celulares, equipos de trabajo y la interrupción de las comunicaciones por Internet.

Expuso que “entre los reporteros independientes afectados, se encuentran Héctor Luis Valdés, de ADN Cuba; Ramón Espinosa, fotorreportero de la agencia The Associated Press (AP), y un camarógrafo de esa agencia, quienes fueron atacados por agentes de las fuerzas de seguridad mientras cubrían las manifestaciones en una zona céntrica de La Habana”.

Además, la SIP expresó su condena a “las agresiones del régimen contra las personas que se estaban manifestando y también contra los periodistas que cubrían los hechos”.

Consideró condenable además el llamado realizado por el presidente Miguel Díaz-Canel para el uso de la fuerza, con la clara intención de cercenar las libertades de asociación, de prensa y expresión.

El comunicado asegura que las manifestaciones “son un reflejo del cansancio de los cubanos por un gobierno que se sigue creyendo propietario de la vida y el destino de sus ciudadanos”,

“Esperamos que el régimen no busque crear otra primavera negra”, apuntaron, al recordar la represión y la cárcel que debieron pagar muchos cubanos tras las protestas sociales en 2003.

En cada informe semestral, la SIP ha estado denunciando el agravamiento de las amenazas por el ejercicio de las libertades de prensa y de expresión, además de cómo el monopolio estatal de las comunicaciones en la Isla (ETECSA) se presta para silenciar a periodistas independientes, al suspenderles los servicios de Internet y de telefonía, situación que volvió a repetirse este domingo.

La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1,300 publicaciones del hemisferio occidental.