Aunque el gobierno de San Luis Potosí había mostrado una postura agresiva respecto de la operación de plataformas de movilidad, la nueva administración ha comenzado con una mayor apertura para la operación de estas opciones y la regularización de otros modelos, donde la tecnología puede jugar un papel clave en la mejora de la movilidad urbana del estado.

En San Luis Potosí operan empresas como Uber, además de otras opciones locales, siempre que estuvieran registradas ante el gobierno del estado.

Sin embargo, bajo pretextos de evitar la operación de los llamados taxis piratas, las autoridades de la anterior administración estatal realizaban retenes donde también impedían la circulación de vehículos privados que operaban en alguna de las plataformas registradas[1] .

Los conductores incluso llegaron a acusar a las autoridades estatales de pedir viajes “enganchadores” para obligarlos a transitar cerca de los lugares donde se encontraban y así poder levantar los vehículos y hasta cometer actos de corrupción.

En su momento, las autoridades negaron tales prácticas.

Leonel Serrato Sánchez, quien recientemente asumió su posición como titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del estado en la nueva administración de San Luis Potosí, afirmó que se suspenderán tales operativos para permitir su operación adecuada en favor de los usuarios.

“Esos operativos se acabaron, porque vamos a apelar a la buena fe y a que nos portemos bien, y los vamos a llamar a quien tenga alguna cosa que corregir, ya si no acuden, vamos a sacar las sanciones pero, de entrada, siempre el diálogo, hasta que se vuelva una costumbre democrática”, apuntó, según información de medios locales.

Actualmente, en San Luis Potosí la entrega de concesiones para nuevos taxis tradicionales está completamente detenida, debido a los retrasos en las labores de la administración pública a causa de la pandemia, pero también debido a la solicitud de un amparo de un grupo de mujeres taxistas que reclaman un proceso con paridad de género en la entrega de concesiones.

En entrevista con medios locales, Serrato indicó que el proceso de entrega de hasta mil 870 concesiones está detenido desde 2020.

Ante el obstáculo actual para la entrega de concesiones de taxi, se hace necesaria la operación continua y con certeza de las plataformas de movilidad colaborativa, que permitan satisfacer la demanda de transporte de parte de los ciudadanos, en especial, conforme se reactiva la actividad económica y el retorno de los ciudadanos a oficinas y escuelas.

Serrato agregó que se mantendrá un diálogo con los representantes de estas compañías, a medida que se resuelven también algunas cuestiones en el segmento, como un amparo presentado por una plataforma que busca permitir el cobro en efectivo y brindar acceso al servicio a la mayoría de la población, entre otras que están en proceso de registro.

Ante el desorden que impera en el transporte, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de San Luis Potosí declaró a un medio local que “nuestra primera misión es regularizar, normalizar el transporte para que el servicio se preste de acuerdo con la ley”.

La legislación de transporte a la cual se refiere Serrato es una mala herencia de la administracion anterior, por lo que es positivo que la nueva administración defina un punto de quiebre. El funcionario adelantó vendrán cambios muy importantes a la legislación “para poder adecuarnos a las ciudades más modernas de nuestro entorno”. Dijo que “hemos sostenido pláticas con las aplicaciones, sus empresas y sus corporativos”.

El gobierno del estado, encabezado por Ricardo Gallardo Cardona, ha iniciado la revisión de los sistemas de transporte en San Luis Potosí, tales como la entrega gratuita de licencias de conducir permanentes para regularizar la situación legal de los conductores.

Dicho programa tiene varios propósitos, según el gobernador, tales como acabar con la corrupción y “los moches” a los tránsitos por no portar la licencia, pero también aliviar la economía de los potosinos e incrementar la seguridad para el uso de vehículos correctamente identificados. A esta situación pueden contribuir las plataformas de movilidad.

“En el tema de la movilidad, esta ciudad debe apostarle al transporte público de la más alta calidad mundial, esto incluye taxi, plataformas, la red Metro y los camiones de pasajeros”, aseguró Serrato en entrevista con W Radio.

En San Luis Potosí, como en distintas ciudades de México y el mundo, destaca la creciente importancia de la operación de las plataformas de movilidad, no sólo como una opción complementaria a los sistemas de transporte público, sino también como una oportunidad para la generación de nuevas fuentes de ingreso.

Ante el cierre de empresas y la pérdida de empleos producto de la crisis de la pandemia por Covid-19, múltiples personas encontraron una oportunidad a través de las plataformas de transporte y reparto.

Un reciente estudio del Colegio de México encontró que las plataformas aumentaron su expansión e importancia debido “al confinamiento por Covid-19”. Tan sólo en la Ciudad de México, cuatro de cada diez ocupaciones en reparto por plataformas se generaron durante 2020.